La negociación para los capitales de la Generalitat prosigue encallada, pero no a lo largo de un buen tiempo. De este modo lo dijo el líder del PSC y jefe de la oposición, Salvador Illa, que ha podido confirmar que tiene sosprechado sostener una asamblea sobre este tema con el president Pere Aragonès «a la mayor brevedad». 

Ya hace semanas, las diálogos prosiguen bloqueadas por las condiciones que puso el PSC a ERC para ofrecer su visto bueno. Esas son el Hard Rock, la ampliación del campo de aviación de El Prat y el cuarto cinturón. Cuestiones que, por su parte, incomodan a los recurrentes, que han sobre aviso de que integrar una partida sobre el complejo turístico en Tarragona invalidaría el acuerdo a lcanzado en la época de diciembre con el Govern.

Un acercamiento todavía sin fecha

En unas afirmaciones desde Sant Cugat del Vallès (Barcelona), el líder del primordial partido de la oposición ha lamentado que no haya noticias en la negociación que sostiene con ERC para sacar adelante los capitales, más allá de que se mostró esperanzado tras la charla telefónica que sostuvo este viernes con Aragonès y donde han quedado en verse «en algún instante». 

No obstante, Illa no ha concretado «cuándo ni dónde» por discreción. «Nuestros propios gabinetes están en contacto  y cerraremos una asamblea cuanto antes», ha añadido. 

El primer secretario del PSC, Salvador Illa, en una imagen del archivo / Alberto Paredes – EUROPA PRESS

Pero el PSC reitera que que ERC va a deber admitir sus proposiciones a fin de que estos den luz verde a las cuentas. «Entonces vamos a estar contentos de proseguir haciendo un trabajo», ha manifestado. Y ha advertido de que, si no lo realiza, los republicanos van a deber buscar apoyos en otros conjuntos parlamentarios. En este sentido, ha insistido en que el planteo del PSC se articula basado en 2 ejes: «procurar la prosperidad de Cataluña y ejercer políticas públicas sólidas«.

Illa solicita «prudencia»

Sobre dado que el candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, haya dicho en unas afirmaciones a La Vanguardia que el Govern «está a puntito de desbloquear el futuro» del campo de aviación del Prat, el líder de los socialistas dijo que lo festeja si bien deseaba ser «sensato» sobre esto.

«Celebro que haya una rectificación sobre esta materia, si bien deseo ser sensato por el hecho de que escogemos que nos lo afirme alguna persona autorizada del Govern. No es la primera oportunidad que estamos con situaciones diferentes en ERC sobre esta cuestión», ha puntualizado.