La responsable del Área de Mujer de Izquierda Unida en la zona, Isabel Álvarez, propuso declarar festivo regional el 8 de Marzo, Día de la Mujer, pues «es una celebración reivindicativa apoyada por una extensa mayoría de la ciudadanía».

«En Castilla-La Mácula constan ahora en el calendario 12 festivos, ocho de origen espiritual católico y 4 de origen laico. Es el instante de admitir como una celebración y día de reivindicación una conmemoración apoyada por una amplia y extensa mayoría de la ciudadanía, y que tiene enorme arraigo entre su población», ha defendido la gerente de la federación de izquierdas, según informó en publicación oficial el partido.

El Corpus, «es de poco arraigo en la población de CLM»

«Es compromiso de las instituciones, en un caso así del Gobierno de Castilla-La Mácula, encauzar esas solicitudes y ponerse a la cabeza del deseo mayoritario de la población», dijo la responsable del Área de Mujer de Izquierda Unida Castilla-La Mácula desea colaborar a zanjar la polémica, sobre la conveniencia de declarar el Corpus Christi como festivo regional «dado el poco arraigo en la población castellanomanchega alén de Toledo», sugiriendo declarar día festivo regional el día 8 de Marzo.

«Esta efeméride puede poner según una amplia y extensa mayoría de ciudadanos y ciudadanas de la zona, al representar la pelea de todas y cada una de las mujeres, de aquellas mujeres trabajadoras por cuenta extraña o propia, asimismo de todas y cada una de las mujeres que no perciben una remuneración por su tiempo y su esfuerzo, que cuidan, que edifican y que sostienen».

Tras insistir en que de los 12 festivos, ocho de origen espiritual católico y 4 de origen laico, ha defendido que «un Estado aconfesional con presencia de variadas opiniones entre su población no puede posibilitarse que solo se declaren festivos para ensalzar una sola religión» y que celebraciones que tiene enorme arraigo entre su población, como la del 8 de Marzo, «pasen inadvertidas siempre y en todo momento tras las festividades de solo una confesión religiosa».

Con la declaración de ese día como festivo regional, «nos situaríamos a la cabeza del resto de comunidades y zonas en la visibilidad de la pelea por la igualdad y su reivindicación» por el hecho de que «si bien de año en año se sumen mucho más mujeres a las manifestaciones y reivindicaciones, es compromiso de las instituciones, en un caso así del Gobierno de Castilla-La Mácula, encauzar esas solicitudes y ponerse a la cabeza del deseo mayoritario de la población».

«De un extenso grupo de ciudadanas y ciudadanos que llenan las calles el día 8 de marzo reconociendo, con su participación, la relevancia de la fecha, quizá sea esta red social, con esta declaración, un caso de muestra para muchas otras», ha concluido.