Bastante deberán mudar las cosas a fin de que una parte de la ciudadanía recupere la seguridad en el Hospital de Martorell, público y que administra la Fundación homónima. 

Por ahora, el centro sanitario tiene paradas las proyectos de ampliación y, relacionado a ello, murió un tolerante aguardando un box en emergencias el 15 de diciembre. La familia de la víctima demanda «que no pase mucho más», y les asiste la razón. El cambio se impone.