José Ortiz Echagüe, Ingeniero y conduzco militar, fue en 1923 el promotor y integrante principal creador de Creaciones Aeronáuticas, C.A.S.A. (hoy en día dentro en Airbus), donde ejercitó responsabilidades de dirección a lo largo de 50 años.

 Aún todavía es valorado por su faceta artística como fotógrafo; que se reconocía en el extranjero antes de la Guerra Civil, aportando una imagen de la España clásico y preindustrial, lo que contrasta con su tarea profesional a la cabeza de la producción aeronáutica.

José Ortiz Echagüe / CEDIDA

Papel importante en el avance de la aviación

Nació en Guadalajara el 21 de agosto de 1886. En 1903 aprobó el examen de ingreso en la Academia de Ingenieros del Ejército, donde se graduó en 1909 como teniente del Cuerpo de Ingenieros. La capacitación que recibió le capacitaba para ejercer múltiples disciplinas ingenieriles, era politécnica, ya que no se elegía especialidad.

A lo largo de la campaña del Rif de1909 se integra en la unidad de Aerostación que participaba en las operaciones, y en 1911 pertenece a la primera promoción de pilotos militares, al lado de Kindelán, Herrera y Barrón. Todos van a tener un papel importante en el avance de la aviación. Que se transformará en el fundamento de su ejercicio profesional, tanto en el campo militar como civil.

Echagüe piloto

Echagüy también formó una parte de la primera promoción de pilotos militares / CEDIDA

La condición de ingeniero militar no le impedía el ejercicio legal de la profesión en el campo civil y privado, en las distintas aéreas para las que estaban capacitados. En 1913 solicitó su primera excedencia de seis meses, que le llevó a Argentina. A su vuelta se integra en la primera escuadrilla de aeroplanos que combatió en el Protectorado. Merece resaltar de él, desde fecha muy temprana, el nivel de sus contactos, unido a la convicción de sus razonamientos que producían seguridad.

En el mes de febrero de 1914, José Ortiz Echagüe consiguió la condición de Gentilhombre de Cámara de su Majestad, al atravesar el Ajustado de Gibraltar en avión por vez primera, desde Tetuán hasta Sevilla, acompañando a Emilio Herrera. El vuelo se ha podido efectuar merced a la autorización que logró del general Marina, Prominente Comisario del Protectorado.

Ingeniero militar y civil

En 1915, a lo largo de la guerra europea, le fue encomendada la búsqueda de una industria que estuviera preparada para crear aeroplanos. Todo hace suponer que la decisión de la región, Zaragoza, y la compañía, fue por indicación del Rey, que mostraba interés hacia ciertas industrias bien dirigidas, con aptitud para emprender proyectos mucho más ambiciosos y complejos. La comunicación entre los dos se facilitaba por la condición de Gentilhombre de Ortiz Echagüe. Terminó haciéndose cargo de la producción de aeroplanos, en Carde y Escoriaza, encargada de la fabricación de furgones y tranvías, abandonando nuevamente por un tiempo el Ejército.

Su interés por la industria se consolida, pidiendo nuevamente la excedencia en 1917, para efectuar prácticas en factorías francesas del ámbito metalúrgico. En 1918, con 32 años, le encargan el emprendimiento de una exclusiva factoría electromecánica. En 1921 es designado al Centro Electrotécnico y de Comunicaciones del Ejército, para acabar en los Talleres de 4 Vientos como directivo. Ejercitando de ingeniero en el Ejército y en el campo civil, e inclusive como empresario, ya que instaló en La capital española un taller de piezas metálicas.

Motor de la industria aeronáutica de españa

En el mes de noviembre de 1922 se convocó un Certamen de aeroplanos militares para la Aviación. José Ortiz-Echagüe aprovechó la ocasión para dirigir el emprendimiento de una industria aeronáutica integradora de aeroplanos, aglutinando a múltiples compañías socorrieres de aviación, que fueron los promotores de Creaciones Aeronáuticas, C.A.S.A., constituida en La capital española el 2 de marzo de 1923, con la aportación minoritaria de capital de la banca, que designó a los consecutivos presidentes de la sociedad.

Avión

Ortiz Echagüe, el de la derecha, enfrente de un prototipo de Alcotán

Al General Francisco Echagüe Santoyo, Jefe de la Aeronáutica, que era tío de el, le comunicó el emprendimiento de crear, con el mayor nivel de nacionalización viable, ciertos aeroplanos triunfadores del Certamen, lo que logró sin aparente contrariedad.

Su movilidad laboral hasta el momento no semeja casual, sino atiende a un fin: conseguir conocimiento y experiencia. El bagaje conseguido en Francia, en 1917 y la experiencia práctica en España en las industrias privadas y del Ejército, le dejó planear y ordenar la novedosa factoría de aeroplanos; que incluía la producción de aleaciones ligeras, lo que resultó ser un acierto inmediato y en un largo plazo.

Vertiente empresarial

 Tras la fundación de C.A.S.A. su vocación empresarial se va a poner de manifiesto en los instantes bien difíciles, como al principio de los años treinta en el momento en que faltaron los pedidos. A lo largo de la Guerra Civil Ortiz Echagüe se transformó en el interlocutor único de CASA con la Aviación Nacional, apuntada por Alfredo Kindelán. El Consejo de Administración le dio plenos poderes de representación y resolución.

En la articulo guerra, frente a la dicotomía entre una industria aeronáutica estatal o privada, defenderá con pasión la independencia de maniobra y la aptitud de adaptación del capital privado para solucionar con efectividad las pretensiones de material de vuelo de la aviación. Pese a la política económica fundamentada en el control público, solo el 30% del capital pasó a manos del INI en 1943, si bien con el derecho de veto del gobierno en el Consejo de Administración.

Nacionalización de la compañía

La creación del Ministerio del Aire acarreó con su llegada la financiación de prototipos. A su compañía se le adjudicaron los aeroplanos polimotores, para crear bajo derechos o de diseño propio. La creación en el mes de marzo de 1946 de la Oficina de Proyectos supuso un enorme avance con en comparación con intérvalo de tiempo previo, pero muy condicionado por la demanda del Ministerio del Aire, que desde 1955 se mostró mucho más entusiasmado en el material de vuelo estadounidense.

A las responsabilidades de administración en Creaciones Aeronáuticas se sumó en 1950 la de Presidente y Asesor Encargado de SEAT, al principio del bien difícil periodo de tiempo de construcción y puesta en marcha de la factoría de vehículos.

Echagüe hablando

Echagüy también, en una imagen de los años 60 / CEDIDA

C.A.S.A. fue estatalizada en 1971. En 1972 el gobierno escoge fusionarla. con 2 compañías importantes: Hispano Aviación y Y también.N.M.A.S.A. de motores de aviación, uniendo las industrias mucho más importantes del campo, dando comienzo a un intérvalo de tiempo de participación de consorcios de europa para crear aeroplanos a reacción de transporte civil.

En todo el tiempo, siete décadas del siglo XX, la civilización empresarial que Ortiz Echagüe implantó fue la de salir adelante con cualquier actividad industrial y de ingeniería, eso se sostuvo con el pasar de los años y le dejó tener continuidad y dirigir su campo en España. Un largo intérvalo de tiempo industrial 1923-982, año en el que murió.

 

Por Álvaro González Cascón (IECyT – Centro de Proyectos Científicos y Tecnológicos) y Santiago M. López (Facultad de Salamanca)

 

Libro

Portada del libro ‘Trazas y Negocios’