Comienza el juicio a la cabecera de Mediapro en USA (EEUU). El conjunto audiovisual que encabeza Jaume Roures contendrá el día de hoy la respiración en el comienzo del desarrollo por el supuesto pago de sobornos en lugar de derechos televisivos. En los primeros acompases de la visión van a subir al estrado 2 exdirectivos de 21st Century Fox y una compañía argentina de administración de derechos de televisión. Son coacusados del conglomerado de Roures en EEUU. 

Según informó el fiscal del distrito Este de Novedosa York, los enjuiciados están acusados de delitos de estafa electrónico, conspiración para cometer estafa electrónico y conspiración para cometer lavado de dinero. Se les acusa de abonar mordidas a directivos de la Confederación De sudamerica de Fútbol (Conmebol) en lugar de la asignación de los derechos de televisión de partidos de la Copa Libertadores entre 2005 y 2015. 

Gerard Romy, desaparecido

En exactamente el mismo trámite figura como investigado Gerard Romy, cofundador de Mediapro con Jaume Roures y Tatxo Benet. Pero la Fiscalía le considera fugado, como explicó este medio. La figura del empresario español es clave por el hecho de que el ministerio público, que pende del Departamento de Estado, lo ubica en medio de una presunta organización criminal para abonar sobornos al por mayor en lugar de derechos de transmisión. 

El despacho de Gerard Romy en Barcelona, expresidente de Piensa-Mediapro salpicado por el ‘caso sobornos’ / CG

En verdad, Fiscalía ha usado la RICO act o ley anticárteles para acusar a los investigados. Hasta la actualidad, consiguió autoinculpaciones de 27 de los sospechosos; 2 condenas; 2 suspensiones de acusación y 2 absoluciones en lugar de colaboración. Y, asimismo, 4 autoinculpaciones de compañías enlazadas a la trama. 

Mediapro pagó 21 millones, pero no es bastante

Una de estas 4 firmas fue la cabecera de Mediapro en USA. Cabe rememorar que el conglomerado audiovisual con origen en la Avenida Diagonal de Barcelona pagó cerca de 21 millones de euros para saldar sus tienes la justicia de EEUU en 2018. Aceptó cuando menos el pago de un soborno de cerca de 500.000 euros a un directivo por la vía de Panamá, al que la Unión Europea considera paraíso fiscal. 

Pero es que un par de años después, en 2020, la Fiscalía emitió un segundo coche en el que consideraba estructuralmente ilegales las ocupaciones de Piensa US y, con esto, reactivaba la situacion. La oficina del fiscal mantenía que Romy habría cometido los presuntos delitos de los que se le culpan en el momento en que se encontraba en el vértice del hólding audiovisual. 

Así, el pacto de Mediapro para zanjar el escándalo quedó en nada. 

¿Hubo vínculos con Romy?

Fuentes próximas al trámite señalan que en estas sesiones que arrancan el día de hoy, lo mollar va a ser si ciertos comparecientes –se aguardan intervenciones iniciales si se forma el jurado– vincula sus ocupaciones con las de Gerard Romy y también Piensa USA. En otras expresiones, en los primeros acompases, el interés radica en entender qué género de defensa hilvanan los acusados, y qué género de pruebas actúan en poder de la acusación para vincular a los coacusados. 

El momento para evaluar al cofundador de Mediapro y a la cabecera de la firma audiovisual en EEUU va a llegar, si este escoge presentarse a las sesiones o ayudar con la justicia. En verdad, desde la Fiscalía predomina que entre los condenados, Juan Ángel Napout –exdirectivo de Conmebol–, saldrá de prisión en 2025, al tiempo que otro, José Marín — de la Confederación Brasileira de Fútbol (CBF)– fué liberado por causas humanitarias. 

Mediapro, en la diana en España

En todo caso, el desarrollo por el caso sobornos contra la cabecera de Mediapro ha añadido una mancha a la reputación del conglomerado audiovisual en España. Especialmente en el momento en que ciertos de sus altos directivos se han implicado en proyectos de índole popular tras declarar su vocación progresista. Jaume Roures, asimismo cofundador y en este momento colega administrador, ha entrado en la promoción de pisos de protección oficial por delegación del Municipio de Barcelona. Ello a pesar de que el gobierno municipal tiene un protocolo de no colaboración con firmas que trabajan con paraísos fiscales

Imagen de las obras en la sede de Mediapro en Barcelona / CG

Proyectos en la sede de Mediapro en Barcelona / CG

Por su lado, Tatxo Benet lanzará el llamado Museo de Arte Censored, una compilación de maravillas artísticas que cobijará la Casa Garriga Nogués del Eixample y que está designado a desplazar consciencias. También, Benet ha entrado en la distribución de libros solo en catalán a través de Ona Llibres.