El presidente de ERC, Oriol Junqueras, va a poner la guinda al doble juego de su partido en relación a la cima hispanofrancesa del próximo 19 de enero en Barcelona. El político indultado encabezará las manifestaciones secesionistas contra el acontecimiento, al que asistirán el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y la lengua francesa, Emmanuel Macron. Algo que resulta, al menos, asombroso, habida cuenta de que al mismo asimismo fué invitado, y va a formar parte, el presidente de la Generalitat, el asimismo republicano Pere Aragonès

De esta forma, mientras que este último va a estar en la cima transmitiendo sus demandas a los gobiernos español y francés –entre ellas, culminar el Corredor Mediterráneo y una mayor imposición de la lengua catalana, según anunció este jueves–, Junqueras y otros líderes de ERC se manifestarán en la calle al lado de otras entidades similares para expresar su repulsa nacionalista contra los dos países.

«Máxima congruencia»

De esta forma lo ha reconocido nuestro político indultado en una entrevista a 8televisión, donde explicó que asistirá a las movilizaciones ultranacionalistas para proteger la «amnistía» de los gobernantes que organizaron el referéndum ilegal y unilateral de secesión del 1-O de 2017, el supuesto derecho de «autodeterminación» de Cataluña y su separación con el resto de España.

Junqueras, no obstante, no ve contradictorio manifestarse mientras que, al tiempo, su mano derecha Pere Aragonès asiste a la cima: «No protestamos contra nada, máxima congruencia, máxima cohesión», ha dicho siendo preguntado sobre esto.

Junqueras resaltó además de esto que Aragonès «le planteará todo» a Macron, al hilo de si charlarán sobre la zona que los nacionalistas llaman «Catalunya Nord» («Cataluña norte»), situada en el sur de Francia.