El exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC Oriol Junqueras ha pedido al Tribunal Supremo que le absuelva de los delitos de sedición y malversación por los que fue culpado por el procés secesionista de Cataluña, al haberse rebajado sus penas en el Código Penal a causa de la reforma impulsada por el Gobierno de PSOE y Unidas Tenemos la posibilidad de.

Junqueras, indultado por el Ejecutivo español de la pena de prisión en 2021, va aun mucho más allí en sus solicitudes, ya que advierte de que substituir la sedición –en este momento derogada– por el nuevo delito de desórdenes públicos sería, según él, inconstitucional.

Forcadell, Romeva y Bassa asimismo lo piden

Los abogados de Junqueras, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exconsellers Raül Romeva y Dolors Bassa –todos ellos condenados y también absueltos por el referéndum ilegal de secesión del 1-O y la declaración unilateral de independencia de octubre de 2017– han anunciado este martes sus escritos frente al Tribunal Supremo, que debe comprobar la sentencia que les condenó a penas de hasta 13 años de prisión a la luz de las reformas legales impulsadas por el Gobierno de Pedro Sánchez.

En sus escritos, los letrados Andreu Van Den Eynde y Olga Arderiu afirman que debe revocarse la condena por sedición, por el hecho de que la «intención» del legislador fué derogar ese delito para equiparar, según ellos, el Código Penal español con el europeo; y asimismo la de malversación, puesto que arguyen que en el referéndum inconstitucional y unilateral del 1-O no hubo ni ánimo de lucro ni un desvío de fondos a usos diferentes a los previstos.

«Inexistencia de compromiso penal»

«El artículo del Código Penal vigente es mucho más conveniente, al no predecir compromiso penal para ninguna de las formas de proceder por las que recayó condena en su día», asegura Junqueras en su escrito de alegaciones.

Consecuentemente, su defensa solicita al tribunal del 1-O «comprobar la condena impuesta a mi mandante y dictar resolución por la que se declare la inexistencia de compromiso penal por los hechos probados descritos en la sentencia de 14 de octubre de 2019″.

Cuixart transporta su caso al TEDH

Las alegaciones de estos condenados se aúnan a las elaboradas este martes por la defensa del expresidente de Òmnium Cultural Jordi Cuixart –en la actualidad habitante en Suiza–, que ha asegurado en su escrito que la revisión de su condena por la reforma del Código Penal que deroga la sedición no «repara» lo que él cree que fué la vulneración de una sucesión de derechos escenciales. El empresario nacionalista, también, reitera que que proseguirá con su demanda contra España frente al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

El tribunal del 1-O va a deber comprobar las penas impuestas en 2019 para utilizar el Código Penal mucho más conveniente a los condenados, así como fija nuestra regla en su producto 2. Si bien el Supremo ha emplazado a las partes a que se pronuncien, va a ser el tribunal, encabezado por el magistrado Manuel Marchena, quien decida por último de qué manera queda la sentencia.