El Consejo de Ministros aprobó ayer el nuevo Plan de Administración de Peligro de Inundación (PGRI) de la cuenca del Segura para el periodo de tiempo 2022-2027 con un presupuesto total de 840 millones de euros y que incluye mucho más de cien actuaciones de tipo precautorio.

En verdad, la mayor partida de este plan -733 millones de euros. se ajusta a proyectos de protección y preparación en el caso de avenidas. La mayor parte de estas inversiones se ejecutarán en áreas como son el Valle del Guadalentín, el Mar Menor o la Vega Baja.

Estas zonas son las que concentran un mayor número de Áreas de Peligro Potencial y Importante (Arpsi). No obstante, en la provincia de Albacete se definen 2 de estas áreas, las llamadas como Rambla de Letur y Planeta.

La primera de estas zonas perjudica a 4 tramos del Dominio Público Hidráulico ubicados en los términos municipales de Elche de la Sierra, Férez, Letur o Socovos. La segunda, a otros cinco ubicados en los municipios de Albatana, Hellín y Tobarra.

La evaluación de peligro de estas zonas se hace según 2 cambiantes, que son su peligrosidad y  su peligro. La primera tiene presente peculiaridades físicas, como la área inundable, calado y agilidad de la agua, erosión y transportes de sedimentos; la segunda  tiene presente el aspecto humano, como la población que radica en el área de peligro, las ocupaciones económicas, infraestructuras o la presencia de zonas que tengan relevancia ambiental.

En concordancia al contenido del nuevo Plan de Administración de Peligro de Inundación del Segura, ámbas zonas Arpsi de Albacete tienen valores de peligrosidad y de peligro entre ‘medios’ y ‘bajos’, lo que supone que la mayor parte de medidas a adoptar son de tipo precautorio.

(Mucho más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)