El independentismo festeja el bloqueo de las reformas judiciales de Pedro Sánchez con la teoría de que Cataluña fue en 2017 el «banco de pruebas» del Tribunal Constitucional, que vendría a ser la encarnación de la ultraderecha para los primordiales líderes del republicanismo catalanista. La proposición es que los promotores de los «hechos» de octubre de hace cinco años habían advertido al PSOE de que el ariete judicial se volvería como bumerán contra ellos. Pero hay otra teoría, que es la que defienden los octubristas de JxCat y que se apoya en que un independentismo unido podría explotar las supuestas debilidades del Estado que estarían brotando con la crisis del Constitucional y su renovación. Ser independentista no ha de ser simple, pero ser un dirigente independentista está chupado. Cero reflexión y bastante mantra. Que el Tribunal Constitucional y el Gobierno chocan, ya que ahí están los referentes de la república que no existe para «dar» su interpretación, que es la de España está en crisis, carcomida por la derecha política, mediática y judicial y que lo destacado es la «república catalana soberana». Mucho más 2 huevos duros. Doña Laura Borràs, de la que escribíamos ayer que ha adoptado un sensato perfil bajo resurge el día de hoy en el digital El Món con el mensaje dictado en Waterloo. «Si l’independentisme estigués unit, podria aprofitar les febleses de l’Estat», proclama la presidenta de JxCat en una entrevista que firma Sílvia Barroso. Lo tiene muy claro la asimismo presidenta del Parlament suspendida de funcionalidades. Lo extraño es que con tanta materia gris en el independentismo aún no se haya llegado a Ítaca. Ahí van las cuestiones y respuestas mucho más importantes de la parte del referido El Món: Pregunta: L’Estat espanyol es troba ara mateix en una enorme crisi institucional pel bloqueig del TC a la reforma legislativa impulsada pel govern espanyol. Com s’debe de llegir des de Catalunya? Contestación: Molta gent s’escandalitza ara pel que ha decidit el Tribunal Constitucional, però és una deriva que des de Junts i des de l’independentisme estem advertint des de fa anys. És efectivament molt greu, però té el seu inici en la voluntat dels tribunals espanyols d’incidir i entorpecer en el que hauria de ser la separació de poders. Avui podem dir que a Espanya no hi ha separació de poders, hi ha profanació de poders. Perquè el poder judicial ha decidit aturar un procediment legislatiu preventivament, abans de entender-ne el desenllaç. Com aquí havia passat, els tribunals espanyols han decidit sobre què es discuteix o es legisla al Parlament de Catalunya. Coartar el debat parlamentari és una aberració en democràcia. I quan això es va permetent de forma continuada perquè no interfiere els que ho permeten en el final s’escampa. Ho permetien mentre afectava els independentistes i ara ja ha arribat al cor de les seves institucions. Les nostres sempre les han considerat menors, però ara que arriba això al Senat brinca l’alarma. P: Ho permetien o ho esperonaven? R: Van voler utilitzar el TC per procurar evitar que hi hagués una cierta acció legislativa [del Parlament de Catalunya] i van conceder carta de naturalesa a la possibilitat que això pugui tornar a passar, i més en el món del dret, on els precedents terminen tenint caràcter vinculant perquè produzcan jurisprudència. Quan en aquesta legislatura, en la meva presa de possessió com a presidenta del Parlament, jo dic que Lluís Puig recuperarà el seu dret a vot com a diputat perquè s’ha pogut enseñar a les eleccions, els primers que corren al TC són el PSC. Ara de què s’esglaien? Del fet que hi hagi altres partits [PP] que utilitzin el mateix tribunal per fer el mateix que ells? Ara el Partit Socialista critica que el PP doni entrada a les togues a la seu de la sobirania habitual. Bé, ells ho han fet abans. P: Què debe de fer l’independentisme davant aquesta situació? R: El que no podem fer és col·laborar-hi. No podem terminar blanquejant-ho tot plegat i posar l’etiqueta de més demòcrates a uns que als altres. Això és potinejar la democràcia, ho facin els uns o ho facin els altres. Per això Junts a La capital de españa sempre ha volgut la unitat de l’independentisme i altres han preferit alinear-se amb les esquerres, en lloc d’aquest front comú de l’independentisme a La capital española. Nosaltres hem de treballar pels interessos de Catalunya, que no vol dir conceder estabilitat a l’Estat espanyol, que és qui et persegueix, votant els seus pressupostos i reformant els seu Codi Penal perquè ens puguin perseguir d’una forma més còmoda i més d’acord amb els estàndards del segle XXI. P: Aleshores, l’independentisme ha d’aprofitar, i és capaç d’aprofitar, aquest moment de precarietat institucional d’Espanya? R: S’ha d’aprofitar sempre la debilitat o la inestabilitat de l’Estat i nosaltres hem reclamat la vía perquè això fos possible, que és la unitat estratègica de l’independentisme. Precisament, nosaltres sortim del Govern perquè teníem un acord signat amb ERC en què un dels punts fonamentals era la unitat estratègica de l’independentisme a La capital española, amb un pla d’acció conjunt per traslladar-la a les institucions espanyoles. Això no es complia, i hauria sigut fonamental per a quan passessin coses com el que està passant, per tenir la màxima força per incidir a favor del que representem. Si l’independentisme estigués unit, podria aprofitar les febleses de l’Estat com aquesta que s’està veient. P: Fent què? R: Hem de tenir en compte que ja s’ha vist que un referèndum acordat no és possible. S’ha demanat moltes vegades i no s’ha aconseguit. Abans de l’1-O ja es tenia la certesa absoluta que no era possible. Per això es va fer el referèndum que es va fer. I la reacció de l’Estat prueba que, si ja no era possible abans, enfrenta ho serà menys després. Per tant, totes aquelles accions dirigides a procurar semblar molt bo a ulls de l’Estat per a veure si ara els caiem més bé i som més bonys minyons i ens permeten un referèndum són inútils. El que cal és aprendre del que ha passat i reforçar-nos per a la confrontació amb l’Estat, que és l’única forma que hi haurà de poder obtenir la independència, perquè l’Estat espanyol no la concedirà mai. Per tant, cal recobrar tot allò que l’1-O es va creure que era important per poder aconseguir la independència, veure què és el que no es va fer i per què no es va fer i com s’hauria de fer quan estiguem en disposició de plantar cara a l’Estat. L’única forma d’aconseguir la independència serà així, plantant cara a l’Estat, no col·laborant-hi, no blanquejant-lo, no reformant-lo. Mientras que Laura Borràs prepara el embate, el choque, la confrontación y un «final feliz», la vida discurre en Cataluña por otros caminos. El día de hoy es novedad que fué detenido en Barcelona el único culpado por el delito de las pequeñas de Alcàsser, Miguel Ricart. De la nota de Germán González en El Planeta: «El culpado por la violación y el homicidio de las pequeñas de Alcàsser fué detenido este martes en el vecindario del Raval de Barcelona en un narcopiso por los Mossos d’Esquadra. Los agentes observaban el inmueble desde hacía semanas por los inconvenientes vecinales que producían hasta el momento en que los agentes, con orden judicial, han entrado en el piso y han detenido a tres ocupantes. Uno era Ricart, que presuntamente era el responsable, según adelantó La Vanguardia y han afirmado fuentes de la policía a este medio». Portada de ‘El Planeta’ de 21 de diciembre / kiosko.net Este sujeto fue culpado a 170 años de prisión, reducidos a 21 por la «doctrina Parot y de los que cumplió 16. A todas y cada una estas, la administración municipal de la señora Ada Colau encontró la fórmula mágica para batallar la delincuencia en Barcelona. ¿Y de qué manera? ¿Con mucho más policías? Ya que no, con reportes municipales y comparativas. «El Municipio de Barcelona alardea de la reducción de delitos mientras que resalta que medran en La capital española», titula El Períodico sobre el especial. En el sumario se añade la fórmula magistral: «Un informe del aparato de Colau resalta que la ciudad más importante catalana consiguió reducir los crímenes un 18% en relación a antes de la pandemia, de manera especial los mucho más graves, como los asesinatos o agresiones». El artículo en ese digital viene con las firmas de Arturo Puente y Victòria Oliveres, quienes señalan que «el Municipio de Barcelona está resuelto a batallar la imagen de que la ciudad más importante catalana es una localidad beligerante y singularmente perjudicada por la criminalidad. Y tiene datos para esto. El aparato de Ada Colau ha elaborado un informe desde las cantidades oficiales del Ministerio del Interior en el que resalta que Barcelona volvió a ser en el último trimestre de 2022 la enorme localidad de españa que mucho más ha achicado los delitos con en comparación con mismo intérvalo de tiempo de 2019. Una situación que en el informe ponen en contraste con los números de La capital española, que empeoran en casi todos los registros, pero singularmente para los delitos mucho más graves, como homicidos y también intentos de homicidio». Portada de ‘El Períodico’ de 21 de diciembre Sigue la parte: «A lo largo de los nueve primeros meses del año, en Barcelona los delitos contra la integridad física se redujeron mucho más de un 70% con en comparación con mismo periodo de tiempo de 2019, una caída en especial acusada por lo relacionado a asesinatos consumados, que pasaron de 15 a ocho. En La capital de españa, en cambio, la inclinación es casi la contraria, con un incremento del 26% en los delitos contra la integridad física y un registro de homicidos consumados que pasó de los ocho a los 19 en el periodo de tiempo estudiado. De las enormes urbes, solo Sevilla sale peor parada que la ciudad más importante de españa, ya que el incremento de esta clase de criminalidad medra un 31%, cinco puntos mucho más que La capital de españa». Y líneas después predomina la guerra con La capital de españa o, mejor, contra La capital de españa: «El informe del Municipio de Colau es muy explícito en el momento de interpretar los datos del Ministerio del Interior como un toque de atención hacia la localidad de La capital de españa. Según asegura, al tiempo que la criminalidad en Barcelona se disminuye de manera notable, en la ciudad más importante de españa viven datos récord en ciertos géneros de delitos singularmente graves, como los que tienen relación con la integridad física. Así mismo, el consistorio de Barcelona le devuelve la pulla al PP de La capital de españa, que transporta meses repitiendo mensajes alarmistas sobre Barcelona». Como recordarán los mucho más veteranos, Ada Colau accedió a la alcaldía de la ciudad más importante catalana con la meta de terminar con el inconveniente de la vivienda. Siete años después, los desenlaces (salvo en los reportes municipales) comprueban un conocido fracaso. «Los alquileres, en escenarios récord: 1.066 euros en Barcelona y 805 en Cataluña», apunta Crónica Global. En el sumario se señala que «la renta media en Barcelona era a fines de septiembre de 881 euros, en Girona de 613 euros, en Tarragona de 558 euros y en Lleida de 466 euros». El artículo elaborado en la redacción comienza de este modo: «El valor medio del alquiler alcanzó en el último trimestre del año escenarios récord en Cataluña, al situarse en los 1.066 euros en Barcelona localidad (1.006 en la comarca del Barcelonès) y en los 805 euros en el grupo de Cataluña. De esta forma lo indican los datos cada tres meses del Servicio de Estudios y Documentación de Vivienda, ligado de la Consejería de Territorio de la Generalitat, elaborados desde las fianzas de los alquileres depositadas frente al Centro Catalán del Suelo (Incasòl)». De lo que sí sabe el Municipio de Barcelona es de imponer sanciones, como revela este titular de El País: «La multa para tres promotores que no reservaron el 30% de sus pisos a la protección oficial en Barcelona podría sobrepasar los 1,5 millones de euros». Redacta Alfonso L. Congostrina: «El Municipio de Barcelona ha libres los tres primeros expedientes sancionadores a tres ofertas de casas del distrito del Eixample a cuyos promotores se les acusa de no haber guardado el 30% de los pisos a casas de protección oficial. En los tres casos hablamos de enormes rehabilitaciones en fincas que se hicieron de manera ilegal comunicando solo proyectos inferiores. Los promotores ocultaron que tenía que ver con una enorme reforma para eludir pedir la licencia y tener la obligación de ceder el 30% de los pisos resultantes a la protección oficial». Líneas después se da cuenta de las ofertas perjudicadas: «El primero de los tres expedientes es para una promoción de la calle Comte Borrell, de 12 casas, que debería haber guardado tres casas de protección oficial; el segundo en la calle Castillejos, de 15 casas, donde se deberían haber pensado 4; y el tercero para una promoción de la calle Muntaner, de 13 casas, donde se deberían haber pensado tres. La concejal de vivienda, Lucia Martín, ha recordado este martes a los promotores que incumplir con la reserva del 30% aparte de las sanciones tienen la posibilidad de comportar la inhabilitación de los infractores para formar parte en ofertas de casas de protección oficial». Notas gastronómicas. La Vanguardia saluda la resurrección de la escudella i carn d’cazuela merced a una cofradía que debe elegir si el cocido catalán debe llevar alubias, que es la leguminosa de estas tierras, o los garbanzos de Castilla. El artículo es Cristina Jolonch: «Manel Casanovas encabeza esta cofradía que se aúna a las que tienen platos habituales como el botillo, el rabo de toro, la cazuela podrida o el cocido vitoriano. «En el momento en que comenzamos a comentar nuestro propósito a personas del ámbito de campos distintos enseguida nos hemos proporcionado cuenta de que había acompañamiento y tocaba ponerse en marcha». Apunta Casanovas que hablamos de «fomentar la cocina catalana y la escudella como símbolo de su patrimonio; conservarla y lograr que se cocine poco a poco más y se conozca mejor, con lo que deberemos estudiar en hondura los orígenes, discutir sobre todo cuanto la circunda y ordenar salidas para comerla»». Portada de ‘La Vanguardia’ de 21 de diciembre / kiosko.net Y: «El planeta rural y el urbano tienen una relación diferente con este cocido. Pep Nogué, directivo gastronómico del CIB y divulgador, mira que más que nada en la localidad la multitud vive en pisos pequeños y ahora no posee práctica de dedicar tanto tiempo a dejarla lista, con lo que pasó a ser algo folkórico que se come el objetivo de semana lejos de casa. «Mientras que en la localidad se convirtió en la comida del 25 de diciembre, en el planeta rural es algo del día a día, si bien considerablemente más fácil, y es mucho más frecuente que los sitios de comidas la brinden un día preciso de la semana»». La culpa de la caída escudellera es del dichoso ramen globalizado. 21 de diciembre, santoral: Pedro Canisio, Anastasio mártir, Festo, Glicerio, Miqueas profeta, Severino obispo y Temístocles.