La Lonja de Albacete festejó ayer en la sede del ITAP el comienzo de año con un vino  al que fueron representantes de la administración local y regional, tal como representantes de entidades financieras, de todo el mundo académico y de las primordiales organizaciones agrarias.

El acto de ayer, sin embargo, fue particular por 2 fundamentos: el primero, que este acto popular no se ha podido festejar en 2020 y 2021 gracias a la pandemia. Segundo, que ayer se   entregó una placa a entre los veteranos del ITAP; Santiago Orovitg, que este año se jubila.

«He trabajado bastante, pero he trabajado en lo que me agradaba», aseveró el honrado, quien recordó los orígenes del propio Centro Técnico Agronómico Provincial, a inicios de los años 80, hasta resultar una institución única en su género en España.

Realizando suyas las expresiones de Orovitg, la vicepresidenta de la Diputación y máxima responsable del ITAP, Amparo Torres, resaltó que merced al esfuerzo de la plantilla se logró que en este año recién iniciado el centro participe nade menos que en 12 proyectos de I+D  nacionales y también de todo el mundo.

«En la actualidad, somos una referencia puntera en campos como la adaptación de la agricultura y la ganadería al cambio climático o la fijación de población en el medio rural mediante la modernización de nuestro ámbito agrario», concluyó la vicepresidenta provincial.

Ahora tomó la palabra  el presidente de la Lonja, Jorge Navarro, quien asimismo logró memoria para rememorar que «desde 1977, la Lonja de Albacete se consolidó como entre las que tiene mayor prestigio de España, algo que descubrimos toda vez que visitamos otras lonjas del país».

(Mucho más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)