La vieja prisión de La Modelo de Barcelona ha recibido mucho más de 260.000 visitantes en los últimos cinco años, desde el 21 de enero de 2018, en el momento en que decidió abrir sus puertas a la ciudadanía. Desde ese momento se convirtió en sede de exposiciones, hablas, charlas, rodajes y visitas.

Asimismo ha acogido múltiples ocupaciones similares con la memoria y la transformación de un espacio que funcionó como prisión a lo largo de 113 años. Las visitas libres han atraído un total de 147.500 personas que pudieron comprender el interior del recinto. Las guiadas, por otro lado, ahora sobrepasan los 20.200 visitantes.

Ocupaciones resaltadas

Entre las ocupaciones han señalado los acontecimientos del programa de Primavera Republicana, del Festival Simfònic y del Barcelona Obertura Spring Festival. Asimismo las muestras de libros, exposiciones y mucho más de 240 rodajes que se han realizado, entre aquéllos que resaltan la película Modelo 77, fundamentada en hechos reales.

También, en el mes de septiembre se estrenó una exclusiva exposición persistente en el patio de entrada que enseña el desarrollo de transformación que experimentará todo el recinto más adelante próximo. 

Mucho más de un siglo de actividad

La Modelo es la vieja prisión mucho más conocida de Cataluña. Cerró en 2018 tras 113 años de actividad. A lo largo de los años 1920 y 1930, de forma especial a lo largo de la dictadura franquista, se transformó en el primordial símbolo de la opresión déspota donde se encerró a disidentes políticos, sindicalistas, activistas y republicanos.

Durante sus mucho más de 100 años de desempeño, pasaron por ella personalidades como Lluís Companys, Francesc Ferrer i Guàrdia, Salvador Puig Antich o El Vaquilla.