El asesor de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha adelantado la publicación en el mes de enero de una exclusiva convocatoria de acompañamiento al regadío financiará entre el 85% y el 90% de la inversión que deben llevar a cabo los labradores.

«Va a sospechar una genuina revolución en temas de regadíos en nuestra zona», ha asegurado.

Una convocatoria con 15 millones de euros para labradores 

Hasta la actualidad, lo frecuente era financiar en esta línea de ayudas el 50 por ciento, pero en un caso así se pondrán a su predisposición 15 millones de euros, un presupuesto que va a ser ampliable si fuera preciso.

Una convocatoria «a fin de que las comunidades de regantes logren llevar a cabo las proyectos primordiales para progresar la eficacia del agua, que es un recurso indispensable», ha apuntado.

De este modo lo anunció, en Alcalá del Júcar (Albacete), donde la Consejería de Agricultura, Agua y Avance Rural ha festejado una asamblea de su Comité de Dirección, donde el asesor hizo cómputo de 2022 y marcó las líneas estratégicas de su departamento de cara por año 2023.

El Comité de Dirección

Además de esto, ha señalado que el 27 de diciembre el Consejo de Gobierno aprobará el anteproyecto de la Ley de Agricultura Familiar y de Ingreso a la Tierra en Castilla-La Mácula.

Con lo que ha señalado que antes de las selecciones “vamos a tener esa ley que da garantía al modelo de agricultura que deseamos en nuestra tierra”, dijo.

Martínez Arroyo ha señalado que, en los próximos meses, se marchan a gestionar las ayudas directas para todo el ámbito ganadero, para la nuez, el albaricoque y el melocotón por importe de 22 millones de euros.

Sobre inversiones en caminos rurales, ha señalado que se están dedicando 8,5 millones de euros para el arreglo de 175 km en toda la zona, progresando las infraestructuras de empleo períodico por la parte de labradores y ganaderos de Castilla-La Mácula.