Mucha grandilocuencia y poca concreción. Barcelona, Badalona, Sant Adrià, la UPC y el Govern han comunicado el día de hoy el futuro «hub digital, audiovisual y del juego de plataformas» de las Tres Chimeneas de la desembocadura del río Besòs en una presentación donde hicieron hincapié en la importancia de la intención política y el consenso que reúne el emprendimiento, del que solamente han brindado datos.

«Todas y cada una de las Gestiones nos encontramos alineadas, vamos de la mano y suponemos en esta ocasión», ha asegurado Filo Cañete, regidora de Sant Adrià. Daniel Crespo, rector de la UPC, ha subrayado que «las coaliciones que hicieron viable el Campus Diagonal Besòs», ámbito del acto, «se repiten» con la idea del centro de los juegos para videoconsolas.

Colau no llega

El concejal barcelonés Jordi Martí ha coincidido en que «el espacio precisa que las Gestiones se pongan en concordancia», en especial «en un instante que no es moco de pavo». «Estuvimos preocupados cada uno de ellos por sus derias y es conveniente crear una deria común», dijo.

Ha reconocido que «a este emprendimiento le queda un enorme paseo para ser una situación», pero ha valorado el consenso, que definió como «el más destacable augurio». Martí ha excusado la sepa de la regidora de Barcelona, Ada Colau, cuya participación se encontraba sosprechada, «por un fundamento de agenda y el retardo de un tren que la llevaba».

Un joven frente a las Tres Chimeneas de Sant Adrià de Besòs, en las que se proyecta un nuevo vecindario / PABLO MIRANZO

Novedosas modernidades

«Que el día de hoy estéis todos aquí es la mejor exhibe de que es de los enormes proyectos transformadores de la próxima década en Cataluña», ha manifestado el president Pere Aragonès. Llegó a asegurar que «este emprendimiento va a suponer un antes y un después», que ha relacionado con el impulso que comportó la creación de los medios públicos a la producción audiovisual catalana desde las «novedosas modernidades».

En su intervención, la consellera Natàlia Garriga ha brindado poco mucho más aspecto. Se ha con limite a argumentar que es bien difícil cerrar un calendario: el horizonte es 2030, si bien ha aceptado que va a haber diferentes «fases» y que primero va a ser preciso aprobar un nuevo plan directivo urbanístico. Eso sí, ha festejado la trascendencia de la «enorme fotografía» de el día de hoy.

Falta crónica de inversiones

El alcalde de Badalona, Rubén Guijarro, ha festejado que «al fin» se reciban inversiones en el Besòs norte que «a lo largo de décadas fueron negadas». «Nos encontramos deseando que hayan inversiones que nuestros vecinos y vecinas se meritan ya hace un buen tiempo», ha señalado.

El vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, ha saludado la «ocasión para el campo audiovisual y otros campos tecnológicos». Martí asimismo ha señalado el potencial del hub «proyectando la luz de Barcelona y su zona metropolitana al planeta». En los próximos años observaremos si todas y cada una estas promesas se quedan en un brindis al sol o se trasladan en un transformación real de las inmediaciones de la vieja central térmica y la desembocadura del Besòs.