Los mercaderes de Barcelona han arremetido fuertemente contra la segunta teniente de alcalde del Municipio de Barcelona, Janet Sanz, por la regulación de los usos del distrito del Eixample. Barcelona Oberta (BO), que agrupa a los ejes comerciales mucho más visitados de la región –mucho más de veinte–, acusa a la dirigente de los recurrentes de proporcionarles la espalda y también impulsar una iniciativa que perjudica a 40 calles de manera «unilateral» y sin preguntar a esta entidad.

En un aviso enviado a los integrantes de la Junta, al que tuvo ingreso Crónica Global, el presidente de la entidad, Gabriel Jené, considera «falsa» la «acusación de presiones que nos imputa Janet Sanz».

Enseña que, «según con lo acordado en la asamblea del pasado miércoles y ratificado por todos y cada uno de los ejes comerciales de BO del Eixample, nuestra entidad ha apoyado la iniciativa inicial de afectación de once calles.

Sin saber las causas, la concejal de Urbanismo presentó una afectación de 40 calles. Esta es una posición unilateral NO consensuada ni con nosotros ni con sus asociados de Gobierno».

«Siempre y en todo momento de espaldas»

También, el gerente de los mercaderes afirma que Sanz «no mantuvo ningún diálogo con nuestra entidad para trasladarnos su iniciativa ni para buscar puntos de consenso, como es frecuente en todos y cada uno de los procesos urbanísticos que se han realizado a lo largo de su orden, siempre y en todo momento espaldas de la nuestra representación».

La situación de esta entidad tiene sitio una vez que el PSC se haya desmarcado de los comuns, a los que acusa de incumplir el acuerdo por el que el Plan de Usos del Eixample afectaría a once calles, y no ha 40 como al final se ha anunciado en la Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del Municipio. 

La segunda teniente de alcalde aseguró el día de hoy que el cambio de posicionamiento del PSC está relacionado con la presunta presión que ha ejercido Barcelona Oberta a fin de que la regulación mucho más rigurosa no se coloque a calles como el recorrido de Sant Joan.