La Navidad es temporada de compras y de regalos pero asimismo es una temporada que llama a la generosidad con el resto, a la solidaridad con quienes mucho más la precisan aquí y alén de nuestras fronteras. Por este motivo no es de extrañar que quien se pasee en estos días por la localidad se marcha a localizar en el Centro Comercial Calle Ancha con el rastrillo solidario a beneficio de la ONG Manos Unidas, en los bajos del número 23 de la calle Dionisio Guardiola con el mercadillo asimismo solidario de la Asociación de Caridad San Vicente Paúl y Santa Luisa de Marillac y en el lugar que tiene Medicus Mundi en la Plaza de la Catedral al lado del Municipio, con su exposición y venta de artesanía caritativa por Navidad. 

Desde la década de los años 90 Manos Unidas organiza su mercadillo solidario navideño. Lo que comenzó siendo como una tómbola con la venta de billetes tanto de obsequio directo como indirecto con el paso del tiempo terminó derivándose, hasta el día de hoy de hoy, en un rastrillo de venta directa de todo género de manualidades fabricadas o confeccionadas por los voluntarios y por los ayudantes como bolsos, abanicos o manteles y de otros elementos que proceden de donaciones o de herencias familiares como vajillas, cristalerías, sábanas, manteles, figuras de adorno y cuadros, entre otros muchos. Y al lado de ello, además de esto, uno va a hallar así como puestos en venta el material educativo propio de Manos Unidas como, por poner un ejemplo, libretas, calendarios, agendas o bolis. 

Los costos de venta son de lo mucho más variado, desde un euro pasando por cinco o diez hasta 35 ó 50 euros como máximo y el dinero en él colectado se destinará, según muestra la presidenta-encargada en Manos Unidas Albacete, Celia Monteagudo, a subvencionar a ciertos proyectos que tienen en estos instantes en marcha sean académicos, agrícolas o en defensa de los derechos de la mujer.

Y sucede que, afirma Monteagudo, «los albacetenses siempre y en todo momento fueron muy caritativos con nosotros, muy desprendidos sean donando, elaborando y comprando».

 

(Mucho más información en edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (