En el Municipio de Barcelona hay gobernantes que cobran complementos que no les tocan, y esto forma viable malversación de caudales públicos, según CSIF, sindicato de referencia en la Administración pública. Esta interfaz avanzó que los complementos irregulares se pagaban en ciertos puestos de la Guarda Urbana, pero la documentación a la que ha accedido este medio va mucho más allí: gran parte de la composición municipal, asimismo los altos cargos, preciben plus «que no hacen». 

Lo afirman las fichas de la relación de cargos laborales a las que ha accedido Crónica Global, tal como la documentación complementaria, y que comprueban que hay personal de la composición municipal que siente complementos en la nómina que no le corresponden. Es una situación «generada en todo el orden del gobierno de Colau«, pero que se conoce antes que el pleno del municipio apruebe la opinión de cargos laborales (VPT), la relación de puestos y las tablas salariales este viernes. 

Administrativos que cobran nocturnidad

Según la documentación que acompaña a las demandas sindicales, el descontrol en el pago de complementos es importante. Un caso de muestra: el jefe de departamento del área de Diálogo Intercultural y Pluralismo Espiritual se embolsa pluses por plena dedicación, por nocturnidad y festividad, a pesar de que su trabajo se enfoca en horario de oficina. 

En verdad, las anomalías en los plus a la nómina llegan al ambiente de la regidora Ada Colau. Entre las que siente complementos que no le corresponden es Mar Jiménez, jefe de gabinete de alcaldía. Desde la parte popular remarcan que la situación «puede no ser su culpa, pero debe corregirse». 

La VPT, al pleno

Una ocasión para enmendar ese caos va a tener rincón el viernes, en el momento en que se vote la iniciativa de opinión de cargos laborales (VPT) en el pleno del ayuntamiento. Hablamos de una idea que está obligado a enseñar el municipio tras realizar una relación de cargos laborales (RPT) fruto de las sentencias judiciales. 

Eso sí, desde la representación de los trabajadores requieren que la VPT se modifique y también integre una relación de funcionalidades propia con los complementos que correspondan. Todo ello, remarca CSIF, sin pérdida de poder de compra para los gobernantes. 

Viable malversación

En verdad, después de los múltiples escritos entrados por el sindicato al municipio, ahora se han comenzado a corregir ciertos complementos, más que nada en la Guarda Urbana. Eugenio Zambrano, responsable de Administración Pública de CSIF, demanda que ello se alargue a todos y cada uno de los gobernantes, ya que la mala práctica en materia retributiva consigue a todos ellos. 

Zambrano ten en cuenta que «en caso contrario, se cometería viable malversación de caudales públicos». En verdad, el sindicato ten en cuenta que a pesar de que los pagos irregulares ahora se comenzaron a corregir, el viable hecho delictivo ahora se ha cometido. Frente ello, la interfaz se querellará contra la Administración local por el menoscabo cometido en los últimos tiempos.