Las huelgas previstas para finales de enero prosiguen sumando apoyos. Este viernes, los taxistas han comunicado que se aúnan al paro del 25 de enero coincidiendo con el de sanidad, educación y gobernantes de juzgados. La intención es, según explicó el líder del ámbito, Tito Álvarez, colapsar Barcelona. «El miércoles se marcha a liar la mundial, esto no lo para absolutamente nadie. Esto va a petar», expresó. Espera congregar mucho más de 5.000 automóviles en la Enorme Vía, entre las primordiales arterias de la región. 

En este sentido, Álvarez explicó que, a lo largo de ese día, está sosprechado que el servicio de taxi se paralice a lo largo de 4 horas. En concreto, desde las diez de la mañana hasta ámbas del mediodía. «Unicamente se atenderán emergencias médicas y a personas con movilidad achicada», ha añadido. Además de esto, ha recordado que la última vez que se realizó un actuación afín «se suspendieron mucho más de 300 juicios«. 

Cientos y cientos de taxis se expresan en Barcelona contra las interfaces digitales de transporte / Luis Miguel Añón (CG)

Ultimátum al Govern

Los taxistas publicaron un ultimátum al Govern, al que demandan que integre medidas a fin de que las interfaces digitales de transporte Uber, Bolt Free Now no alteren las tarifas reguladas. De esta forma, los sindicatos requieren al Departamento de Territorio que mueva ficha «de forma urgente» para ofrecer seguridad jurídica a las regulaciones del taxi.

Si no alcanzan un convenio, han sobre aviso de que colapsarán la Localidad Condal a lo largo de la feria ISE, entre los congresos mucho más esenciales de todo el mundo audiovisual, que va a tener rincón del 31 de enero al 3 de febrero y que espera congregar a unos 50.000 ayudantes. Asimismo intimidan con inmovilizar el Mobile World Congress hasta «que se hagan cumplir las leyes catalanas», ha espetado Álvarez. 

[[NOTICIA EN AMPLIACIÓN]]