Secreto resuelto: Meliá impuso el destierro del nombre Juan Carlos I como condición para reabrir entre los hoteles mucho más populares de Barcelona. Fue la cadena balear la que decidió unilateralmente eliminar el naming del Rey retirado antes de asumir la administración del lugar de mucho lujo, cerrado ya hace un par de años y en certamen de acreedores. En este momento, en la novedosa etapa, reabrirá como Miranda de Pedralbes, ahora sin la denominación del ex- jefe de Estado.  

Lo han explicado fuentes del ámbito hotelero, que han subrayado que fue el conjunto hotelero de Gabriel Escarrer el que decidió prescindir del nombre Juan Carlos I «a pesar de que llevaba 30 años llamándose de esta manera, es como lo conoce toda la localidad, y a pesar de que todos y cada uno de los operadores que hubo hasta la actualidad lo habían mantenido. Incluyendo la cadena canadiense Fairmont». Meliá no lo deseó de esta manera, y también impuso al dueño del hotel, Tyrus Capital, mudar el nombre del complejo turístico urbano antes de quedárselo y hacerlo para la reapertura. 

El nacionalismo lo festeja

El destierro del nombre del retirado ha causado enfrentamiento en la Localidad Condal, más que nada en el campo independentista, donde ciertos medios han señalado que el rebranding es la segunda expulsión monárquica de la alta hotelería de Barcelona tras el cambio de nombre del Hotel Reina Sofía al de Sofía por la parte de Selenta Group, como explicó este medio. En 2017, en el momento en que reabrió el edificios al lado del Camp Nou, la cadena defendió que por Sofía comprendían «todas y cada una de las Sofías», sin ofrecer mucho más datos. El presidente de Selenta era Jordi Mestre, constructor y ex- integrante de la junta del FC Barcelona. 

El hotel Fairmont Juan Carlos I de Barcelona, en este momento Meliá Miranda de Pedralbes / EP

En este momento, en 2023, una parte del secesionismo ha recibido como una victoria que desaparezca el nombre de otra figura de la Casa Real de la red turística barcelonesa. En verdad, aún ayer, ciertos medios del nacionalismo recababan impresiones en el ambiente del hotel para azuzar el enfrentamiento. 

Meliá prioriza el Palacio de Congresos

Mientras que ello ocurría fuera del Juan Carlos I, dentro se daba cuenta a la plantilla del acuerdo entre Tyrus Capital y Meliá para reactivar el lugar. La cadena balear impuso el cambio de nombre, pero asimismo otros extremos. La cotizada está interesada en reactivar el Palacio de Congresos de Cataluña, que espera reabrir en «primavera», señala un usado, sin ofrecer mucho más datos. Por su parte, consultores hoteleros conocedores de la operación destacan que la firma de Escarrer «ahora tiene siete hoteles en Barcelona, con lo que no posee prisa para abrir el Juan Carlos«. 

De hecho, el nuevo operador «priorizará regresar a facturar con el Palacio pues desea tener sinergias con los otros activos que tiene en la ciudad más importante catalana». El hotel, pendiente de una reforma, aguardará a julio o a septiembre. Antes, Meliá habilitará el rooftop con un lugar de comidas de nivel y recobrará los jardines como coctel bar. Asimismo se prevé una rehabilitación, pero no tan ambiciosa como la que ejecutó Fairmont en el momento en que llegó al hotel en 2014. Costó 60 millones y sirvió para engrosar una deuda que aún pesa. 

Fairmont se queda sin hoteles en España

Sea como fuere, el cambio de operador adelante del azaroso Hotel Juan Carlos I tiene una derivada: Fairmont, el explotador hasta la actualidad, se quedó sin hoteles en España. La cadena canadiense aterrizó en la segunda mayor localidad de españa hace nueve años y en aquel instante describió el destino como «la puerta de entrada a Europa«.

Prácticamente una década después, se va –si bien el negocio prosigue en la página web, pendiente de actualizar– sin haber logrado remontar el hotel y habiendo encajado unos años duros para el turismo catalán: el procés independentista en 2017, las manifestaciones articulo-sentencia de 2019, los altercados por el encarcelamiento del rapero Pablo Hásel en 2021 y la etapa mucho más dura de la pandemia del coronavirus. En verdad, la crisis sanitaria provocó el cierre del hotel y su posterior entrada a certamen, atolladero del que aún no ha salido. 

Presentación del convenio

Sin embargo, se estima que el dueño, Tyrus Capital, encarrile próximamente la insolvencia. Las fuentes consultadas señalan que los presentes conductores de la compañía, el letrado Pablo Usandizaga y el bufete de abogados Cuatrecasas, ahora han anunciado el convenio que debería zanjar la tutela judicial. Los acreedores tienen en este momento un periodo de tiempo de tiempo para ingresar sus escritos. Tras ello, el juez aprobará el pacto con los tenedores de deuda, si procede. 

El 'hall' del hotel Fairmont Juan Carlos I de Barcelona, que permanece cerrado / CEDIDA

El ‘hall’ del hotel Fairmont Juan Carlos I de Barcelona, que continúa cerrado / CEDIDA

En caso contrario, el negocio va a ir a la liquidación. Si ello sucede, Barcelona va a haber perdido entre los hoteles mucho más singulares tras tres décadas de administración discutida. Cabe rememorar que el Juan Carlos I fue gestionado por Husa Hoteles en 2 fases, tal como Administración de Activos Turísticos (GAT) y, hasta la actualidad, por Fairmont

La familia saudita no lo desea

A lo largo de décadas, el complejo turístico urbano fue propiedad del exministro saudita Turki bin Nassir, integrante de la Casa de Saúd, una parte de la Familia Real del país arábigo. La desaparición del jeque en el mes de enero de 2021 abrió la competición para poner el activo. Apollo Global Management se aproximó al mismo, pero al final la operación cayó. Tras ello, Tyrus Capital, a través de su fondo Tyndaris, se realizó con la mayor parte de deuda y se quedó con las acciones del hosting. Se abrió otro desarrollo de venta, pero la firma de Tony Chedraoui se enrocó y la frustró, explicó este medio. 

Después, las acciones pasaron nominalmente al letrado chatarrero Pablo Usandizaga, que pilota la transición apoyado por Cuatrecasas. Es en este contexto que llegó Meliá para, primeramente, mudar el nombre del hotel.