El Mónaco rompió la racha de victorias del Real La capital española al imponerse en la prórroga por 94-95, en un tenso y disputado partido en el que Mike James probó su calidad, acompañado de Jordan Loyd.

Con Alberto Abalde como personaje principal inesperado, con sus 2 triples iniciales y 3 de 4 en el final del primer acto, el La capital de españa tardó en tomar el pulso al partido, al paso que Jordan Loyd y Mike James dejaron claro desde el comienzo que son 2 de los pistoleros mucho más veloces de la Euroliga.

Mike James rompe la racha de victorias madridistas

Solo en el final del primer cuarto, que concluyó con 23-17, ha podido despegarse el La capital de españa en el marcador, merced a la buena defensa de Adalde sobre James, al esfuerzo del resto en las ayudas y al frecuente dominio de Walter Tavares.

El Mónaco salió mucho más conectado en el segundo cuarto y un 0-6 de salida igualó el lumínico, 23-23. Donatas Motejiunas superó en los 2 primeros choques directos a Vincent Poirier, pero la lengua francesa apretó los dientes y se resarció con posterioridad.

Con los cambios, el La capital española probó tener mejor fondo de armario y de a poco fue abriendo brecha hasta lograr los diez puntos de virtud, 38-28 (min. 15.30), con un Sergio Llull entonado.

Desde ahí el aparato español bajó un tanto el ritmo y el Mónaco, apostando por quintetos ‘pequeños’ fue molestando la defensa de los locales, con un James que volvió a las andadas y con 14 puntos fue el máximo anotador del partido al reposo.

El aparato monegasco probó que su presencia en la parte alta de la clasificación, empatado con el La capital española a ocho victorias, no era fruto de la al azar y puso tanta o mucho más energía en la pista que su contrincante, tanta o mucho más velocidad y tanta o mucho más sencillez para el contraataque.

En el final, el beneficio madridista salió diluyendo hasta el 48-45 con el que los equipos se fueron al vestuario.

Loyd con un 2+1 y un triple igualó el partido, 51-51, y James se ocupó de regresar a poner al mónaco adelante en el marcador, 51-52 (m.22).

Con la defensa incentivada por el marcador, el La capital de españa apretó los dientes y también procuró meter una agilidad mucho más en ataque, pero el Mónaco aceptó el lance con James de líder, 57-58 (m.25) y una defensa rayando en la legalidad.

La carencia de un anotador en el Real La capital de españa, en tanto que Dzanan Musa no se encontraba tan acertado como frecuentemente, y ciertos fallos que favorecieron rebotes ofensivos y canastas simples monegascas concluyeron el 62-65 con el que concluyó el tercer cuarto.

Gerschon Yabusele, que volvió al grupo en vez de Gabriel Deck (con sobrecarga), descerrajó 5 puntos, triple incluido, en el primer minuto del último cuarto para devolver al La capital de españa a los mandos del marcador, 67-65.

Una técnica a Mike James, por protestar airadamente, terminó de mover al graderio para dotar al partido de la tensión que demandaba entre 2 de los enormes de Europa a esta altura de la temporada.

Con James probando calidad a tutiplén y el despertar de Musa en la anotación, 72-68 (m.33.30) el choque entró en otra etapa, donde cada posesión empezó a servir su peso en oro.

2 triples de Llull y Yabusele lanzaron a un Real La capital de españa, 78-70 (m.35), que sacó la casta de vencedor en el momento en que mucho más falta hacía. El Mónaco prosiguió sin ofrecer un paso atrás y a falta de poco mucho más de tres minutos volvió a arrimarse, 81-77.

Loyd con otro triple puso el 86-84 a falta de 38 segundos para el desenlace. El La capital de españa tiró de experiencia con balones a Tavares y llegó a los últimos segundos con 4 puntos de virtud, 88-84. En el momento en que todo parecía decidido James volvió para, en otra genialidad, anotar un triple y el agregada por la carencia de Tavares. Con empate a 88 terminaron los 40 minutos normativos.

Tavares volvió a adelantar al La capital de españa desde la línea de tiros libres, pero los rebotes ofensivos del Mónaco prosiguieron realizando bastante daño. La sepa de Loyd, que salió en camilla pocos segundos antes de llegar al minuto 40, no descompuso al grupo de la roca.

Los tiros de personal pasaron a ser personajes principales y el Mónaco a controlar por 92-95 a falta de cien segundos. Con Tavares y Hezonja eliminados por faltas, el La capital española dispuso de múltiples oportunidades desde el triple para empatar y Musa puso el 94-95 a falta de 27 segundos.

El marcador por el momento no se movió, James controló el balón hasta el desenlace.