La diseñadora de tendencia británica Vivienne Westwood está muerto este jueves a los 81 años en su casa en Clapham, al sur de la ciudad más importante de Reino Unido, Londres, conforme han dicho sus representantes en un aviso anunciado en su perfil oficial de Twitter.

Su marido y colega creativo, Andreas Kronthaler, ha asegurado que Westwood va a vivir en su corazón. «Estuvimos haciendo un trabajo hasta el desenlace y ella me dió varias cosas para continuar adelante», informó la cadena BBC.

Westwood brincó a la popularidad en la década de los 70 con sus diseños andróginos de estilo punk y new wave. Dirigió una ‘boutique’ en la conocida calle de King’s Road, en la ciudad más importante, adjuntado con el productor británico de Sex Pistols, Malcolm McLaren.