Novedosa multa contra Glovo. La compañía fué sancionada por la Inspección de Trabajo y Seguridad Popular con un precio de 56,7 millones de euros por usar a 7.022 falsos autónomos en La capital española. Además de esto, el organismo apunta que la startup contrató a 813 extranjeros de forma irregular. El expediente se corresponde con un intérvalo de tiempo previo a la entrada en vigor de la ley rider.

No es el primer golpazo económico que la aplicación de reparto a residencia recibe por su modelo laboral. En España, Glovo ahora amontona sanciones por un valor de 205,3 millones de euros, según informó el ministerio que dirige Yolanda Díaz.

Sanción millonaria

La última multa impuesta por la Inspección se reparte en 32,9 millones por no tener dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Popular a 7.022 trabajadores. El acta de liquidación por no cotizar por ellos a la Seguridad Popular sube a 19 millones.

A estos importes hay que agregar otra infracción de 5,2 millones de euros por usar a 813 extranjeros sin el pertinente permiso de trabajo.

Sacha Michaud, cofundador de Glovo / EP

Ley ‘rider’

La ley rider, que ordena a las interfaces digitales de delivery a contratar como asalariados a sus repartidores, entró en vigor en el mes de agosto de 2021.

No obstante, los sindicatos han denunciado que Glovo se ha escaqueado desde ese momento en el cumplimiento aprensivo de la regla. Ello a pesar de que el Gobierno demandó su observancia a fin de que la alemana Delivery Hero se hiciese con la startup barcelonesa el 31 de diciembre de 2021.

Reacción de Glovo

Tras saber la novedosa sanción, Glovo indicó que el intérvalo de tiempo inspeccionado es previo a la entrada en vigor de la ley rider.

«Aparte de no ser consecuencia de la ley rider por ser de un intérvalo de tiempo previo, la iniciativa de sanción se refiere a un modelo operativo que no existe en España. No hay ningún informe de la Inspección Laboral ni ningún género de pronunciamiento judicial sobre el nuevo modelo inédito hoy día libre en España», ha subrayado desde la compañía.