Las novedosas tecnologías llevan mucho más de una década configurando nuestro día a día pero, si bien no lo parezca, ciertos campos han necesitado mucho más tiempo para amoldarse a esta novedosa era de la digitalización.

El ámbito de la construcción pertence a los ejemplos, si bien aquí la revolución tecnológica ahora se está abriendo paso de manera incontenible. Y el Conjunto ACS se convirtió en uno de los más importantes referentes del campo merced a su deber con la innovación.

‘Spot’, tecnología puntera al servicio de ACS

Turner Construction Company es una compañía conocida en el mundo entero por su renovadora app de la tecnología. Últimamente hizo los primeros ensayos para evaluar sobre el lote las habilidades de Spot, un robot de movilidad avanzada. El dispositivo puede atravesar las proyectos de construcción a través de integraciones tecnológicas adaptadas, junta datos de alta definición y optimización la seguridad en las proyectos.

El emprendimiento echó a caminar a lo largo de la rehabilitación del edificio que acoge áreas de trabajo de Google plus, en el 550 de Washington Street, en la localidad de Novedosa York. Desde ese momento, Turner prueba la aptitud de este robot para efectuar recorridos rutinarios y hacer de manera automática tareas como el escaneo láser y la monitorización de los procesos.

Spot es un robot de movilidad avanzada que posibilita el desarrollo constructivo / TURNER

“Conjuntar el robot móvil inteligente mucho más adelantado de todo el mundo con las últimas tecnologías de atrapa de situación trae el futuro de los flujos de trabajo de construcción automatizados al lugar de trabajo de el día de hoy”, explicó Jim Barrett, vicepresidente y directivo de innovación de Turner Construccion Company.

Un robot ‘multiusos’

Spot, cuya anatomía se semeja a la de un perro, es un robot de enorme utilidad y ocupación. Tanto que aun formó una parte del conjunto de contestación táctica de ciertos cuerpos de la policía australiana y ahora se están construyendo prototipos que logren contestar en ocasiones de prominente peligro, como amenazas de bomba o señales terroristas. Aun últimamente  el Ejército de EE. UU. ha enviado uno de estos perros robot a Ucrania, donde quita minas sin detonar de las calles de Kiev.

Es el robot cuadrúpedo mucho más adelantado de todo el mundo. Anda de manera autónoma por terrenos accidentados, impide óbices, puede subir y bajar escaleras a un ritmo veloz, desplazarse en todas y cada una de las direcciones, abrir puertas o transportar materiales y, además de esto, tiene una cámara para enseñar lo que hay del otro lado de una puerta o de un muro.

Los datos apresados por Spot dejan efectuar un rastreo eficaz del avance de la construcción, efectuar comprobaciones veloces de control de calidad y actualizar los modelos BIM (hacer simulaciones digitales de diseño tras una recopilación de datos en el mismo instante)

Mayor seguridad y velocidad

Spot es un dispositivo controlado siempre y en todo momento de manera recóndita, salvo tratándose de sendas antes automatizadas. “No es una tecnología fundamentada en Sabiduría Artificial (inteligencia artificial), en el sentido de que puede marchar por sí misma. No marcha de esta manera. Todavía necesita que alguien esté del otro lado de los controles, dándole órdenes”, apuntan desde Boston Dynamics, la compañía que lo ha fabricado.

Entre las primordiales áreas en las que puede usarse, resaltan las inspecciones de infraestructuras peligrosas, como comprobar plantas químicas para contrastar que las condiciones son seguras para los usados o la revisión de centrales eléctricas.

“Antes, nuestro operador debía agarrar su aparato, cargarlo en el automóvil, llegar al ubicación y escanear, y regresar a la oficina para bajar los datos. En este momento, Spot se puede dejar en el lugar y lo realiza todo. Los datos se muestran en la nube a fin de que nuestros equipos empiecen a procesarlos desde cualquier sitio”, enseña Chris McKee, ingeniero de Turner Construction.

‘Alfie’, la solución tecnológica de Nexplore (Hochtief)

Por su lado, Nexplore, compañía de Hochtief, coopera con alumnos de doctorado de la Facultad Técnica de Darmstadt (Alemania) para desarrollar distintas resoluciones digitales.

Uno de estos proyectos es Alfie, un sistema que puede lograr que el trabajo en la construcción sea menos arriesgado para la gente al paso que les contribuye a tomar resoluciones y solucionar inconvenientes. Hablamos de una cabeza robótica parlante que participa en la construcción de puentes, puede charlar y se desplaza por la proyectos con total autonomía. Es aun con la capacidad de estudiar de los humanos merced a la interación con ellos.

Alfie  2

Alfie Alfie es una cabeza pensante que interacciona con los humanos / NEXPLORE