El Gobierno de Castilla-La Mácula recurrirá la ley de universidades frente al Tribunal Constitucional si esta deja los «pronunciamiento ideológicos» a los claustros de instructores de estas instituciones académicas.

El presidente de Castilla-La Mácula, Emiliano García-Page, ha asegurado que o sea «grave» y «unicamente se hace para proteger lo que se realizó en ciertos claustros con el emprendimiento de independencia de Cataluña».

«Choque de trenes»

De este modo se pronounció Page en la presentación en el Campus de la UCLM en Toledo de los desenlaces del programa Investigo, donde ha recordado que Castilla-La Mácula ahora alcanzó un acuerdo con el Ministro de Universidades, Joan Subirats, pero ha insistido en que en el momento en que una ley «sale mal del Gobierno, acaba mortal en el Parlamento».

Esto lo dijo por el hecho de que comprende que se marcha a generar «un choque de trenes» entre las universidades y las comunidades autónomas con el Estado si hay cambios en la financiación que no acepte el Estado.