Jorge Neri Bonilla

El IV Congreso Internacional de Sostenibilidad finalizó con una conversación en el mismo instante entre el yogui Sadhguru y Jorge Neri Bonilla, director de Cambio 16 y autor de El Nacional. A lo largo de casi una hora Sadhguru respondió las preguntas con su particular estilo, sabiduría y también iluminación.

En las últimas 4 décadas, Sadhguru ha emprendido desafíos de incuestionable magnitud con el fin de elevar la conciencia humana y el confort del mundo y sus habitantes. En la charla con el editor de Cambio16 se abordaron los problemas mucho más acuciantes de estos tiempos de crisis de la raza humana y del mundo.

No solamente la sobrepoblación, ahora somos 8.000 millones en un planeta al que ya se le han extraído la mitad de los recursos y hemos destrozados ecosistemas y fuentes de agua, sino asimismo sobre la necesidad de que cada ser humano tenga conciencia de lo que hace y sus secuelas. Sadhguru cree en la evolución y en que tenemos la posibilidad de ser mejores, más evolucionados de lo que somos. La conciencia de la universalidad, dice , nos forzará a remover las fronteras y a ver que juntos abundan las soluciones sostenibles.

Sadhguru es un inspirador. Sus energías y también iluminación nos ayudan a reverdecer los campos y a proteger mares y ríos. “La otra mitad de nuestra vida está fuera de nuestro cuerpo y debemos cuidarla por nuestra salud”, destaca. Hace 24 años empezó a llamar la atención sobre la importancia del suelo y la preocupante probabilidad de su extinción y sus atroces secuelas , hambrunas extendidas , guerras y migraciones a la deriva. Ante un panorama tan sombrío, Sadhguru reitera que que el suelo “es nuestra vida, nuestro cuerpo mismo. Si abandonamos el suelo, abandonamos el mundo ”.

Sadhguru: «Podemos evolucionar y ser mejores»

Frente a la sobrepoblación del mundo , no sugiere resoluciones compulsivas ni instintivas, sino más bien conscientes. Y propone que la reproducción humana sea un acto de conciencia, un desarrollo consciente. «Se está actuando en esa dirección pero muy de manera lenta para evitar los desastres. Los científicos responsables dicen que para 2065 podría haber un colapso de la población humana. Nosotros debemos ser menos y dejar que los otros sean mucho más , que se restablezca la estabilidad , el cómputo », señala.

Sobre la guerra, que se presenta tan cerca con la invasión de Rusia a Ucrania y tan destructora con las amenazas de echar mano al arsenal nuclear, insiste en que se prohíba la utilización de las mejores tecnologías en la construcción de armas, y que esa enorme cantidad de dinero se dedique a socorrer el suelo, que es socorrer nosotros.

También se refirió a las bondades del egoísmo, y levantó una ola de murmullos en la audiencia. Dijo que el egoísmo no es el problema , que la naturaleza de la vida es egoísta, pero que actúa de forma contraproducente por las barreras y fronteras que hemos levantado. Fronteras del país, de la red social , del vecindario, de la familia, la nacionalidad, raza, religión, las opciones sexuales y la educación. «Tumbemos las cercas, los muros, y hagamos que y también egoísmo sea universal. Quiero estar bien y que el resto estén bien. Mi egoísmo es que el mundo esté bien, pues es mi mundo , no pues sea tuyo. Así , en vez de principios y también ideales , ampliemos lo que somos y todo el planeta va a estar en mis límites. Es el concepto de humano », ha dicho.

Puedes seguir las novedades de Jorge Neri Bonilla en su twitter.