Este martes se ha firmado el III Convenio de trabajo de la sanidad concertada para el periodo de tiempo 2021-2024, que afectará a los mucho más de 60.000 expertos que trabajan hoy día en el Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Cataluña (SISCAT). Las entidades firmantes han proclamado en un aviso que el acuerdo hablamos de “un considerable paso adelante” y que fué en parte viable merced a la inyección del Departamento de Salud de 460 millones de euros suplementarios al presupuesto de 2023. 

El pacto ha recibido el acompañamiento de las patronales La Unió Catalana d’Hospitals, Consorci Associació Patronal Sanitària i Popular y Associació Catalana d’Entitats de Salut, tal como de los sindicatos CCOO, UGT y SATSE. El primordial sindicato médico de la red social autónoma, Metges de Catalunya, por su lado, se ha contrario y sostiene su huelga convocada para los próximos 25 y 26 de enero.

Novedades en las remuneraciones

El convenio tiene noticias como un aumento de las remuneraciones del 8,9% en el intérvalo de tiempo 2021-2024 (que tienen la posibilidad de acrecentar un 1,5% agregada, dependiendo de la evolución del PIB y del IPC armonizado) o la desvinculación del cobro de la remuneración variable en función de los objetivos del equilibrio presupuestario y financiero de las entidades a partir del año vigente. 

Asimismo se acrecientan desde el pasado 1 de enero el valor de hora de la guarda presencial y de la localizable de los médicos en mucho más del 25%, tal como la remuneración por objetivos de los estos y la remuneración fija de las enfermeras.