La Guarda Civil ha salvado a una senderista que había caído al lado de su perro a una región de zarzas en un área frondosa del término municipal de El Real de San Vicente, en la provincia de Toledo.

Los hechos ocurrían el pasado 17 de diciembre, en el momento en que la central operativa COS de la Comandancia de la Guarda Civil de Toledo alertaba a las patrullas de Seprona de Talavera de la Reina y a la de Seguridad Ciudadana de Navamorcuende de que una senderista había quedado atrapada mientras que paseaba con su perro por una región muy áspera.

Hasta el sitio se dirigieron los dos equipos, pero lo abrupto del lote, sumado a la carencia de luz natural y a que la localización que había enviado a través del móvil inteligente la senderista no era suficientemente precisa, logró precisa la colaboración de múltiples vecinos de la ciudad para asistir en las tareas.

Mucho más de 2 horas de búsqueda 

Tras 2 horas de incansable búsqueda, siendo ahora noche clausurada, los agentes encontraron a la alertante, la que había resbalado y caído a una gran zarza que le imposibilitaba desplazarse. Usando la correa del perro, y cooperando los agentes y los voluntarios, se ha podido obtener a la joven sin la necesidad de lamentar lesiones de gravedad.

La rápida actuación de los guardas civiles y los voluntarios en el salve logró que fuera localizada antes que las temperaturas cayesen bastante, lo que habría puesto en grave riesgo a la senderista.

Tras la extendida marcha de vuelta a los automóviles, que gracias a la orografía no lograron seguir mucho más, la joven negó necesitar asistencia médica, y partió de vuelta a su casa, en compañía de su perro.