El candidato a alcalde y letrado Daniel Vosseler muestra credenciales para la guerra de Barcelona, las disputadas selecciones municipales que se festejarán en cinco meses, el 28 de mayo de 2023, y que van a ser singularmente reñidas en la Localidad Condal. El letrado concurre con la lista Barcelona ets Tu, y lo realiza con un programa clarísimo: defensa de los autónomos y las pequeñas y medianas empresas, acompañamiento a la actividad económica, combate a la desigualdad y restauración de la seguridad en las calles. Introduciendo una guerra sin cuartel contra la okupación

Asimismo asistirá a la cita electoral con una contrincante clarísima: la presente regidora de Barcelona, Ada Colau, a la que Voseller afea que haya tolerado que la Localidad Condal esté «devorada por la ideología». En 2019, la fuerza no ha podido presentarse. Este año, con el partido formado, sí lo va a hacer. 

–Pregunta. En esta ocasión sí se muestran. 

–Contestación. Sí, nos mostramos. 100% lo hacemos. El partido ahora está registrado y la reunión me autorizó a ser el candidato unánimemente. El partido prosigue con las activas de un año atrás, con una excepción: nos encontramos medrando exponencialmente. Próximamente vamos a ser la fuerza mucho más grande de Barcelona. Y vamos a ganar las selecciones en cinco meses. Estoy convencido. 

–¿De qué manera lo conseguirán?

-Ya que contra viento y marea y contra los sacrificios por invisibilizarnos. Y con unos principios rectores clarísimos: políticas de acompañamiento a los autónomos y las pequeñas y medianas empresas, principalmente; personas del campo público y retirados. Son tres ejes que configuran Barcelona ets Tu

–¿De qué manera se define su partido?

–Somos el primer partido de administración de España. El primero. Está desarrollado para la multitud que vive y trabaja en la localidad de Barcelona. 

-Con esta tarjeta de presentación y según usted si ganan el 28 de mayo ¿qué emprendimiento desplegarán en la localidad?

–Siempre y en todo momento lo explico de manera muy gráfica. Exactamente los mismos principios que usa un peluquero, una farmacia o una gestoría, los principios de eficacia, los trasladaremos a la salón de mando del Municipio de Barcelona. Son principios que tiene todo autónomo y pyme para marchar. Hablamos de una compromiso de llevar a cabo bien las cosas, de los pies en el suelo. Deseamos un orden de administración sin ingrediente ideológico alguno. 

Proyectos de la ‘superilla’ del Eixample / CG

–¿Sin ideología? ¿De qué manera lo va a hacer?

–Mire, Barcelona fué devorada por la ideología. Pero devorada. Se charla de todo menos de las cosas que importan. Primero: poseemos las desigualdades mucho más enormes desde el comienzo de la democracia. El 30% de los barceloneses viven en el umbral de la pobreza, según Cáritas. Cada vez somos mucho más pobres. El alquiler es el mucho más costoso de toda España, de sobra de 1.000 euros, lo que hace que se eche a la multitud. Solo el año pasado se marcharon 130.000 personas. ¡Y proseguimos sin edificar vivienda! Recientemente se conoció que se han edificado 54 pisos en los últimos 4 años, quizá por la absurda regla del 30% de casas de protección oficial (VPO). 

–¿Qué encontronazo tuvo ese peaje a las novedosas ofertas?

–Yo pienso que es la peor regla nunca aprobada en Barcelona. Y es por el desconocimiento absoluto en temas de administración de la construcción y edificación. Fué un genuino drama. Pero el genuino drama es que Barcelona es un trueque de cromos. 

–¿Entre quién?

–Ya que fíjese que Ernest Maragall –líder y alcaldable de ERC– se pasó semanas diciendo que los capitales de la señora Ada Colau eran malísimos. Para entonces, en el último instante, abstenerse y dejar que se aprueben aduciendo que debían tragarse un sapo. ¿Cuántos sapos deberemos tragarnos los barceloneses que vivimos y estamos trabajando en la localidad? Y eso que hemos vivido 2 ordenes de absoluta imposición ideológica. En el momento en que Colau deje el municipio, que lo dejará en el mes de mayo, su herencia va a ser la desigualdad mucho más absoluta. 

–Ponga un caso de muestra. 

–Fueron 2 ordenes de imposición ideológica mucho más absoluta y de gobierno solo para los suyos. En Barcelona nada marcha, como la superisla de Poblenou, que absolutamente nadie desea y, no obstante, allí la dejaron. 

–El gobierno de BComú llegó a la alcaldía con incidencia en 2 ejes: la vivienda y el turismo masivo. ¿Cuáles van a ser los temas en la próxima campaña?

–Asimismo 2. Uno, la inseguridad. Pusimos el listón en 200.000 hechos delictivos por año, y lo hemos rebasado. 

Guardia Urbana de Barcelona, participará con los Mossos en un dispositivo especial esta Navidad / GUB

Guarda Urbana de Barcelona, participará con los Mossos en un dispositivo particular esta Navidad / GUB

-…

–Aparte de la multitud que se va, la que por el momento no viene. Hay gente del área metropolitana que dejó de venir a Barcelona por la inseguridad, la movilidad o la carencia de prestigio. Nos encontramos perdiendo un mercado de sobra de 2 miles de individuos. Y 2, el turismo. El gobierno de Colau ha impulsado el turismo de botellón. Nosotros deseamos turismo empresarial y familiar. Para esto, se impone que vuelvan las 5.000 compañías que se han marchado de Cataluña. 

–Qué encontronazo tuvo esa fuga?

–Cada mañana observamos los AVE llenos en dirección La capital de españa. Son usuarios de negocios de compañías y acontecimientos que se han deslocalizado a la ciudad más importante o a Málaga o Sevilla. Nosotros planteamos recobrarlos gradualmente, con un encontronazo de cerca de 100.000 personas solo para los consejos de administración. A fin de que vuelvan, hay articular seguridad jurídica y un ambiente de acompañamiento a la compañía. Pero a fin de que todo ello resulte posible, hay que recobrar la seguridad. De nada sirve atraer directivos o turistas culturales si a las tres de la madrugada te atracan o te hurtan. El primer enfrentamiento de estas selecciones va a ser la inseguridad. Que es palmaria. 

–¿Qué es la primera cosa que va a hacer si gana en el mes de mayo, como afirma usted que va a hacer?

–Barcelona precisa 50.000 casas mucho más, y eso se hace de la mano del campo privado. En caso contrario, nada se va a poder realizar. Nosotros, solamente llegar anularemos toda la legislación del 30%. Fuera. Y ponemos en marcha una exclusiva maquinaria fundamentada en el tiempo. Además de esto, la primera cosa que arreglaremos va a ser acompasar la sincronía entre el ámbito privado –que es la vida real-– y el ámbito público, que están absolutamente desconectados. 

–Ponga asimismo un caso de muestra de esto. 

–No es posible que para abrir un puesto en un mercado municipal se tarde un año en gestionar los privilegios. ¡Un año! Y es una tienda que va a estar clausurada en un mercado municipal. El permiso lo debe ofrecer el directivo del mercado, que es quien está allí. Y lo mismo con una licencia o un cambio de usos… Es inadmisible tener que aguardar un par de años. Todos y cada uno de los silencios administrativos van a ser positivos. De negativos a positivos. Pues si hay un emprendimiento económico, hay que respaldar a ese emprendedor. Hay que regresar al activismo empresarial, que es lo que nos logró enormes. Basta de persecución a los privados. Y de que lo público no sea eficaz. 

–¿Qué es lo que significa?

-No es posible que unas escaleras mecánicas en El Carmel se tiren seis meses estropeadas. ¿Pasa lo mismo con una lámpara de tu casa? ¿Verdad que no? O el sobrecoste del túnel de Glòries. Desde lo público se intentó de vender la iniciativa de que lo público no es de absolutamente nadie. Ya que mire, no. Lo público es lo de todos y, por lo tanto, lo más esencial. Lo que pagamos entre todos debe tener la máxima energía y el máximo control. 

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

La regidora de Barcelona, Ada Colau / DAVID ZORRAKINO – EUROPA PRESS

–¿De qué manera ve que la Audiencia haya reabierto el ‘caso subvenciones’ contra BComú?

–La regidora Colau está doblemente encausada. En 2 causas penales. Y son temas esenciales. Yo soy letrado y pienso que con las interlocutorias últimas, es muy posible que se abra juicio oral contra Ada Colau. Pero es que es evidente. Por el hecho de que las subvenciones se repartieron con amiguismo, se creó una red clientelar inaceptable. 

–Usted afirma respaldar a las compañías. ¿De qué manera las mantendrá?

–Nuestras pequeñas y medianas empresas son un 50% mucho más pequeñas que en el resto de Europa. Pues se las ha machacado. No puedes legislar para todas las compañías por igual. No puedes reclamar que los autónomos paguen sus descalabros empresariales con su patrimonio. O que la ley de segunda ocasión sea un fracaso. Los jueces no tienen la posibilidad de ser legisladores, articulando resoluciones que son de calle. Quizá lo hacen por el hecho de que la política ha desconectado de la calle 

–¿De qué forma prevé que sean los comicios?

–Va a haber 10 u 11 candidaturas con oportunidad de conseguir representación tras pasar el umbral del 5%. El 5% son 35.000 a 38.000 votos. Hasta la actualidad, la abstención favorecía a los recurrentes. Pero nosotros deseamos movilizar a la abstención. La multitud que hasta la actualidad no votaba. Yo voy a conocer a gente y les digo: «Lo que te pasa a ti me pasa a mí». Es un cambio fundamental. 

–¿Quién va a ser su ‘número 2’?

–La lista se realizará en el mes de febrero. Nuestro partido va a funcionar con meritocracia, pues es un partido de administración. Deseo enormes expertos con emprendimiento para la localidad. 

–¿Cuál es su emprendimiento?

–Políticas de empleo expansivas para achicar a desigualdad. No tenemos la posibilidad de estar perdiendo población activa. Nuestros jóvenes deben tener la oportunidad de desarrollar enormes proyectos empresariales en la localidad sin jugarse el patrimonio. 

El Pier 03 de la Barcelona Tech City, un espacio dedicado a los emprendedores del sector de la tecnología blockchain / BTC

El Pier 03 de la Barcelona Tech City, un espacio destinado a los nuevos negociantes / BTC

–¿Qué hicieron bien Málaga y La capital de españa que Barcelona no haya hecho?

–Es imposible cotejar. El potencial de Barcelona no lo tiene ninguna localidad. Eso sí, la pandemia, por poner un ejemplo, se encaró desde 2 modelos contrapuestos. En La capital de españa se resguardó a autónomos y pequeñas y medianas empresas y aquí se cerró todo. Ya que bien, las cantidades de fallecimientos fueron afines. ¿Recuerda las ayudas de la Generalitat de Cataluña para la pequeña compañía? Nunca llegaron. O lo hicieron tarde. Fue fundamento a fin de que cayese todo el Govern, y no lo logró. 

–Si gana las selecciones, ¿qué va a hacer con la okupación?

–Erradicarla. Pero es que lo dije. Crearé el Conjunto de Intervención Rápida (GIR) de la Guarda Urbana, con 120 agentes y vocación metropolitana. Y que sea tan reconocida como la New York Police Department (NYPD). Y va a tener tantas competencias y herramientas como sea preciso: seguridad ciudadana, policía judicial, armas largas y tásers… Van a poder realizar en oposición al sunami delincuencial que asola Barcelona. El modelo de seguridad hay que replantearlo de cero, desde nuestra mesa de seguridad. Con acuerdos con la fiscalía, judicatura o la seguridad privada, que se juega la vida todos los días en el metro. Pero con las okupaciones en lo mucho más prominente. Barcelona no va a tener okupación. 

–¿De qué forma lo va a hacer?

–Con el GIR. En 24-48 horas se resolverán las okupaciones. 

–Si no gana las selecciones, ¿va a dar acompañamiento a algún otro candidato?

–Hay 2 líneas rojas: los recurrentes de Ada Colau, con quien no poseemos nada que pactar, pues lo han despedazado todo y nada marcha. ¿Qué marcha? Dígamelo usted. Vivienda, seguridad, limpieza… Nada. La otra línea roja es la hostilidad a los extranjeros, el racismo o un ataque a nuestra identidad, cultura y lengua. Todo lo otro es programático: somos un partido de administración, con lo que nuestros acuerdos van a ser programáticos: de la CUP al PP

–Usted demanda que le vetan. ¿Quién lo realiza?

–La televisión pública de Barcelona, por servirnos de un ejemplo [Betevé]. En el mes de septiembre festejamos el mayor acto municipalista de los últimos tiempos de Barcelona. Y las televisiones lo cubrieron, pero no sacaron nada. 

daniel voseller

Daniel Voseller (d), instantaneamente de Montjuïc en el mes de septiembre / Cedida

–¿Exactamente en qué se distingue su candidatura de la iniciativa de administración de Sandro Rosell?

–Estoy completamente satisfecho de que la multitud me copie. De que Sandro Rosell me copie el modelo popular y económico, que hemos trabajado a lo largo de años. Pero fíjese: ser alcalde de Barcelona es la mayor compromiso que alguien puede adoptar. Yo no afirmaré que si no gano las selecciones me voy a ir. En el momento en que se presente Sandro de manera oficial, vamos a hablar. 

–¿Qué le semeja la candidatura del exalcalde Xavier Trias?

–Le tengo bastante respeto a Xavi, pero se está confundiendo. Recuerden que la herencia de Trias es Ada Colau. Él perdió frente Ada Colau en 2015. Y su candidatura son todo políticos. Todos. En Barcelona ahora bastan los políticos de partido. Yo apuesto por la administración y el modelo disruptivo. Respeto al límite su candidatura, pero no pienso que encarne el espíritu de renovación que precisa Barcelona. 

–Jaume Collboni (PSC) encabeza la mayor parte de investigaciones. ¿Se podría comprender con él?

–Claro. Con él y con prácticamente todos salvo con los recurrentes y con quien atente contra nuestra identidad. Pero es que recuerde que los que han gobernado hasta la actualidad han tolerado dislates. Perdimos el Four Seasons y el Hermitage. Hemos rechazado la ampliación del campo de aviación. Si yo gano, volverán el Four Seasons, el Hermitage y vamos a poner los mimbres a fin de que vuelvan las 5.000 compañías que se han marchado a otras unas partes de España. Esta localidad, con un marco conveniente de creación de riqueza, tiene un potencial sin contrincante en Europa