El Gobierno de Castilla-La Mácula ha valorado el impulso a la oferta turística que va a sospechar el Plan de Sostenibilidad Turística de la Sierra del Segura, con una inversión próxima a los 4 millones de euros tanto en la optimización de la oferta que existe como en la implementación de nuevos elementos turísticos en la región. 

Según señala una publicación oficial, de esta forma lo ha señalado la consejera de Economía, Compañías y Empleo, Patricia Franco, a lo largo de la asamblea que mantuvo con los integrantes del Conjunto de Acción Local de la Sierra del Segura, su presidenta y regidora de Yeste, Cortes Buendía; el alcalde de Ayna, Juan Ángel Martínez; el alcalde de Bogarra, Andrés Carreño; el alcalde de Férez, Francisco Javier Jaime; el alcalde de Letur, Sergio Marín; el alcalde de Nerpio, José Antonio Gómez; la regidora de Paterna del Madera, María del Rosario Lorenzo; el alcalde de Riópar, Pedro Pablo Pérez; y la vicepresidenta y el gerente del Conjunto de Acción Local, María Soledad García y Rafael Fernández, respectivamente; en compañía de la directiva general de Turismo, Comercio y Artesanía, Ana Isabel Fernández.

En el acercamiento, la consejera ha señalado los buenos datos de ocupación turística que se están recogiendo mes a mes en la provincia de Albacete, destacando que en la situacion del turismo rural la restauración respecto a los escenarios anteriores de la crisis sanitaria es completa, con un aumento del 12,6 por ciento en la llegada de pasajeros y del 22 por ciento en pernoctaciones sobre exactamente el mismo intérvalo de tiempo, entre enero y octubre, del año 2019.

En la situacion de la ocupación hotelera, esa restauración está muy cerca, y a pesar de que no se dió aún de forma completa, sí se han recuperado los escenarios de empleo en el campo anteriores al COVID, con mucho más de 10.700 empleos de media en lo que va de año en el campo en la provincia de Albacete. 

A lo largo de la asamblea, Patricia Franco ha señalado el esencial encontronazo que tendrá el Plan de Sostenibilidad Turística de la Sierra del Segura, dirigido por el Conjunto de Acción Local y que va a tener una inversión, por la parte de la Secretaría de Estado de Turismo y el Gobierno de Castilla-La Mácula, que roza los 4 millones de euros.

Este plan, dividido en 4 ejes, transición verde, optimización de la eficacia energética, transición digital y competitividad; va a aceptar desarrollar inversiones que van a prosperar o a llevar a cabo nuevos elementos turísticos en la Sierra del Segura, como una red de caminos y el acondicionamiento de ámbitos naturales para su impulso turístico, el embellecimiento de las ciudades a través del emprendimiento Los Pueblos Vivos de la Sierra del Segura, un plan de gastronomía circular para la comarca o la puesta en valor de la red comarcal de castillos y atalayas, tal como la puesta en marcha de un Centro de Interpretación del Cosmos Sierra del Segura, aparte de un observatorio turístico comarcal.

Todas y cada una estas actuaciones, y el resto de las agarradas en el Plan, van a su poner un impulso esencial a entre las joyas naturales de la zona, fundamental en la oferta de turismo rural y de naturaleza en Castilla-La Mácula, así como ha reconocido la consejera.

Además de esto, en el marco del acercamiento, Patricia Franco ha valorado los datos de la Encuesta de Turismo de Habitantes que ha anunciado esta mañana el Centro Nacional de Estadística, que se refiere al turismo residencial que no se alberga en el contexto de la demanda reglada, y contempla viajes con hospedajes en segundas viviendas y en viviendas de familiares o amigos.

En este segmento turístico, los datos entre enero y septiembre del actual año son positivos a la zona, con crecimientos tanto en la llegada de pasajeros, con un15,4 por ciento mucho más, hasta los 7,13 miles de individuos; como en el número de pernoctaciones, que crecieron un 13,6 por ciento hasta llegar a los 24,4 millones de noches.

Ese desarrollo tuvo reflejo asimismo en el gasto turístico en este segmento, que creció en cerca de un 10 por ciento de media por persona y en su grupo sobrepasa los 1.000 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 26,8 por ciento mucho más que se traduce, en términos absolutos, en un aumento del gasto de sobra de 215,4 millones de euros respecto al mismo periodo de tiempo, entre enero y septiembre, del año previo.