Los efectivos de la Policía Nacional han retomado este lunes la búsqueda de Ángel en el vertedero de Toledo, el niño de 11 años que desapareció en La capital española al lado de su primo de 17 años, cuyo cadáver se halló en este centro de restos el pasado 15 de diciembre.

En las tareas de rastreo forman parte efectivos de la Policía Judicial, guías caninos, el Conjunto Operativo de Intervención Técnica (GOIT) y la Policía Científica con 2 retroexcavadora.

Sexta día de búsqueda sin resultado 

Es la sexta día de las trabajos de búsqueda en el Ecoparque de Toledo para procurar hallar al menor desaparecido, que se han reanudado este 2 de enero sobre las 08.30 horas, por el momento sin resultado positivo, conforme han afirmado a EFE fuentes de la Policía Nacional.

La investigación prosigue centrada en el vertedero de Toledo, donde se tratan los restos de 196 ayuntamientos de esta provincia, que suman mucho más de 600.000 pobladores.

No obstante, la Sociedad Gitana De españa ha pedido una asamblea con el Defensor del Pueblo para impulsar la búsqueda de Ángel «por fincas, montes, ríos» y ha demandado al Juez de Toledo «que ordene a un Cuerpo Particular en asesinatos una investigación profunda».

Además de esto, asimismo ha solicitado que «se usen todos y cada uno de los medios del Estado, de la misma ocurrió con la situacion de Diana Quer, en el que se usaron todos y cada uno de los medios tecnológicos, humanos y materiales, para aclarar donde puede estar Ángel y qué ha podido acontecer con Fernando a fin de que apareciese en el vertedero de Toledo en esas extrañas situaciones».

Los 2 inferiores habían ido al Hiper Usera de la calle General Ricardos de La capital española el 10 de diciembre y por el momento no se volvió a entender de ellos si bien hay imágenes que los ubican en Toledo, en la estación de buses, en un hotel y en un centro comercial antes de perderse su pista y de que el cuerpo sin vida de Fernando fuera hallado en el vertedero de Toledo.

Desde el martes 27 de diciembre, que se empezaron los trabajos de búsqueda, la Policía está mirando un espacio preciso del vertedero, donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Fernando, cuyas dimensiones son afines a un campo de fútbol y donde hay depositadas entre 9.000 y 10.000 toneladas de restos.