El emprendimiento propuesto de una planta de biogás cerca de Almansa debe rechazarse gracias a los impactos negativos que ocasionará en el medioambiente y singularmente en la Laguna del Saladar, según las alegaciones presentadas por la Interfaz local para la Protección de los Espacios Protegidos.

Fue a lo largo de el mes pasado de octubre en el momento en que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mácula abrió un periodo de tiempo de información pública sobre un emprendimiento anunciado por la compañía Abonos Orgánicos Montagud, SA, que quiere crear una planta para el régimen de 321.423 toneladas de restos orgánicos por año.

La inversión sosprechada es de 14.390.830 euros y la localización escogida es una parcela con una área de 141.763 m2 ubicada a 3,5 km del casco urbano de Almansa. Una vez operativa, la instalación generará 15.479 toneladas de biogás y 35.000 toneladas de abono, anualmente.

Pero según las alegaciones presentadas por la citada interfaz y la Mesa por un Avance y también Implantación Racional de la Energía Eólica de Albacete, el emprendimiento semeja ignorar «la presencia de la Laguna temporal y endorreica del Saladar» ubicada justo al sur de la futura planta de biogás.

(Mucho más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)