Nuestros mandatarios –o sus community managers— deberían contar hasta diez antes de twittear. Tània Verge se ha precipitado lanzando en las comunidades un llamamiento a no dar a conocer el vídeo donde hace aparición una menor llevando a la práctica sexo en una disco. Ha actuado de buena fe, pero la consejera de Igualdad y Feminismos de la Generalitat de Cataluña ha despertado la curiosidad de varios tuiteros, desconocedores de la presencia de esas imágenes.