Se encontraba todo sosprechado y puntualmente Sus Majestades de Oriente hacían su aparrición en la Plaza de Toros a las 17 horas. Melchor, Gaspar y Baltasar, cada uno de ellos en su calesa real, acompados por sus cocheros y pajes salían al ruedo, con un enomrme griterío de los pequeños, que estaban pendientes aguardando a los Magos de Oriente, que saludaron entra aplausos y fueron recibidos por el alcalde de Albacete, Emilio Sáez, que felicitó a todos y cada uno de los presentes el año y deseó salud y prosperidad a los albacetenses que llenaron absolutamente el  Chintófano albacetense en una tumultuaria recepción real. Evidentemente, Emilio Sáez aconsejó a todos y cada uno de los pequeños que se retirasen próximamente para dejar a los Magos de Oriente y sus pajes reales llevar a cabo su trabajo, ya que ningún niño puede quedar sin sus regalos.

Antes, a fin de que no se hiciera extendida la espera, el conjunto Artes Escénicas Gaudium amenizó la tarde, ya que la Plaza se abrió a las 15,30 horas, con esl espectáculo De ellos aprendí, muy participativo, que gozaron las familias y se cerró con un desfile de Transformers.

Los Reyes Magos, tras esta visita a la Plaza de Toros, se desplazaron, como es clásico a la Institución Sagrado Corozón y Asprona, para comunicar unos instantes con los clientes.